Ir al contenido principal

Nuevos hechos de hostigamiento contra la Lideresa Social, María Cecilia Lozano

 

Escrito por 

Humanidad Vigente Corporación Jurídica y la Asociación de Mujeres Desplazadas del Meta – ASOMUDEM – denunciamos y repudiamos los recientes hostigamientos y hechos victimizante  en contra de la Asociación y de María Cecilia Lozano, mujer víctima de desplazamiento forzado y despojo de tierras en Mapiripán en 1997 y 2002, lideresa social que trabaja por la restitución de tierras, defensora de Derechos Humanos y actual directora de ASOMUDEM.

Hechos:

Durante la noche del sábado 10 de julio y madrugada del día 11, en la vivienda que es propiedad de María Cecilia Lozano, apareció un mural amenazante de muerte en contra de la lideresa social, el cual dice “Cecilia se ba a morir por guerrillera. Bacrim”. Una amenaza preocupante pues estos hechos se producen en fechas cercanas al cumplimiento de los 24 años de la masacre de Mapiripán en 1997. 

De igual forma, la amenaza se produjo pocos días después de que la Unidad Nacional de Protección decidiera desmejorar el esquema de seguridad de la lideresa retirando un escolta y el vehículo asignado. Incluso, la UNP hizo caso omiso a una orden judicial del Juzgado Cuarto Penal del Circuito Especializado de Villavicencio que prohibía modificar su esquema.


Antecedentes:

Este tipo de hechos victimizantes en contra de Cecilia son  preocupantes y de bastante importancia, pues se suman a una serie de afectaciones vividas en su condición de lideresa y defensora de derechos humanos. 

30 de Septiembre de 2016 – Se encontró en la oficina de ASOMUDEM, un sobre en cuyo interior se encontraba una hoja con letras de recorte pegadas, que decían: “Sigan reclamando tierras guerrilleros hp sapos Cecilia y Juan Carlos tiene los días contados atm auc gaitanista bloque meta”.

19 de julio de 2017 – En el marco del cumplimiento de los 20 años de la masacre de Mapiripán, en el trayecto San Andrés – Guarataro, un hombre y una mujer que se transportaban en moto grabaron con su celular los carros donde se movilizaban. Ese mismo día, llegando al punto conocido como “Hato Candilejas” salió de una trocha una persona que se movilizaba en una moto, el sujeto quiso ingresar a la caravana detrás del carro asignado por la UNP a la lideresa.

19 de Agosto de 2017 – La lideresa se movilizaba con el esquema de seguridad que le fue asignado por la UNP por la vía que conduce del municipio de San José del Guaviare a la ciudad de Villavicencio. A pocos minutos de haber iniciado el viaje, el personal de seguridad se percató de la presencia de dos sujetos que se movilizaban en una moto RX color azul oscuro la cual no tenía placas.

10 de septiembre de 2017 – La lideresa y Juan Carlos Castro, miembros de ASOMUDEM, recibieron en sus celulares varios mensajes de texto en los que les amenazan de atentar contra sus vidas y las de sus familias.

27 de enero de 2018 – Cuando la lideresa se disponía a regresar a su hogar, observó dos motocicletas rondando el sector donde ella se encontraba. Al salir a tomar un taxi, de una de las motocicletas desciende una mujer y un hombre, este último corrió hacia ella y la atacó indiscriminadamente con un arma blanca propinándole varias heridas, una de ellas en el rostro, y otra en la espalda.

3 de septiembre de 2018 – Un panfleto amenazante circuló por redes sociales suscrito por el grupo paramilitar “Bloque Central de las Águilas Negras” en el cual se declara objetivo militar a varias personas y organizaciones sociales que ejercen labores de defensa de derechos humanos, activismo político y periodismo, mencionando a la “SOCIACIÓN DE MUJERES DESPLAZADAS DE META” y a “SECILIA LOZANO”.

18 de julio de 2020 – De un carro Chevette rojo que pasaba frente a la casa de la lideresa, se bajó un hombre que empezó a golpear la puerta de la casa, y al notar que un vecino lo observaba atentamente, salió corriendo. El vecino va tras él pero lo perdió de vista, y luego lo ve nuevamente en el carro con dos hombres más.

Exigencias:

Las reiteradas amenazas, hostigamientos y atentados en contra de María Cecilia Lozano son sistemáticos y es clara la intención de causar daño por su labor como lideresa social y defensora de Derechos Humanos. Por esta razón llamamos y exigimos al Estado colombiano que:

Desde la Procuraduría Nacional y la Defensoría del Pueblo, protejan la vida e integridad de María Cecilia Lozano, su familia y las personas organizadas en ASOMUDEM

Brinde las garantías necesarias que permitan que María Cecilia Lozano y los miembros de ASOMUDEM puedan continuar con su ejercicio por la defensa y promoción de los Derechos Humanos en la región.

A la Unidad Nacional de Protección que adopte y refuerce todas las medidas necesarias y efectivas a fin de proteger la vida e integridad de María Cecilia Lozano. Si bien su esquema de seguridad fue reintegrado como estaba, hay una clara omisión por parte de la UNP.

La Fiscalía General de la Nación y las autoridades competentes, investiguen, individualicen y juzguen a los autores intelectuales y materiales de estos graves hechos. Además de que den resultados sobre las denuncias e investigaciones de hechos pasados.

 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

EL INFATIGABLE CANTO DEL CIRIRÍ / A Doña Fabiola Lalinde

Por Orlando Arroyave Á. Doña Fabiola Lalinde durante la grabación de Amarillo. Fotografía: Diego Delgado  Cristianía es un resguardo indígena entre montañas andinas deforestadas por cultivos pequeños de pan coger. En los días de lluvia, las nubes bajan por las montañas, cubriendo de neblina, agua fría y barro ocre la estrecha carretera que comunica a dos ciudades del suroeste antioqueño, Andes y Jardín, en la selva montañosa del noroccidente de Colombia. Este caserío indígena se encuentra entre estas dos ciudades, en una pequeña explanada, a un lado de una carretera serpenteante y estrecha. Lo conforman casas de madera con techos de zinc, que se extienden en forma irregular sin más lógica que edificar y dar cobijo, evitando el barro resbaloso  que amenaza siempre cualquier firmeza del mundo. Una mujer de pelo blanco, de impermeable y paraguas, trata de percibir las huellas del martirio de su hijo en la mañana, ya que en la noche una tormenta oscureció el caserío. Al ll

Autodefensas Gaitanistas de Colombia asesinan a mujer embarazada en Peque Antioquia y se agrava el desplazamiento forzado en la región

  Foto: Twitter Proceso Social de Garantías  En el municipio de Peque – Antioquia - desde hace varios días se han venido presentando enfrentamientos entre disidencias de las FARC y las denominadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia -AGC – en sus zonas rurales, esta situación ha generado miedo y zozobra entre las comunidades campesinas. El pasado domingo 21 de febrero de 2021 luego de los enfrentamientos un civil fue herido quien fue atendida y se le presto la debida atención. El día 25 de febrero de 2021, se presentaron nuevamente enfrentamientos en zona rural entre las veredas Renegado Valle y Nueva Granada, de acuerdo con los habitantes de la región las Autodefensas Gaitanistas de Colombia habrían asesinado a una mujer la cual se encontraba en estado de embarazo, esta situación ha generado confinamiento en algunas veredas al igual que desplazamientos forzados. Organizaciones de derechos humanos como el Proceso Social de Garantidas de Antioquia, hace un llamado al gobierno naciona

Nueve años después Condenan a la Nación por el asesinato de Jhonny Silva a manos de la Policía

Jhonny Silva Por: radiomacondo El Tribunal Administrativo del Valle condenó a la nación, al ministerio de defensa y a la Policía Nacional por la muerte de Jhonny Silva, el estudiante de la Universidad del Valle asesinado por un escuadrón del ESMAD. La justicia consideró que la muerte de Jhonny Silva fue una ejecución extrajudicial, el fallo ordena indemnizar a la familia con 150 salarios legales mínimos vigentes, lo que fue considerado por la familia como una burla ya que ninguna suma puede reponer la perdida y tampoco puede borrar los años de sufrimientos y la revictimización a la que fueron sometidos ya que tuvieron que acudir a la justicia internacional frente a la lentitud del proceso y la falta de imparcialidad por parte de la fiscalía colombiana. Según el abogado del caso, Jorge Molano los 9 años de impunidad que cumple el crimen, no han sido por falta de pruebas sino por la manera perversa en que ha actuado la Fiscalía. “Cuatro meses después de la muerte d