Ir al contenido principal

Alcantarilla moral cada vez más al descubierto

 

Fotografía: Comunidad De Paz San José de Apartadó

Escrito por: Comunidad De Paz San José de Apartadó
Después del aniversario de nuestra Comunidad de Paz, el pasado 23 de marzo, y de haber cumplido con el objetivo de poder celebrar en comunidad el camino de vida y dignidad que hemos recorrido durante estos 24 años, de nuevo nos vemos en la obligación moral de elevar nuestro clamor ante el país y el mundo sobre nuevos hechos graves que nos afectan y constituyen agresiones contra nosotros y contra la población campesina de nuestro entorno, siendo conscientes que estamos frente a un Estado profundamente corrupto y además sordo, ciego y cómplice del crimen sistemático.

Los nuevos hechos a que nos referimos son los siguientes:

·  El sábado 13 de marzo de 2021, nuestra Comunidad recibió informaciones según las cuales existe un plan diseñado por los paramilitares para penetrar a nuestro asentamiento central de San Josesito con el fin de asesinar a varios miembros de nuestra Comunidad de Paz. Según lo informado, ya tienen gatilleros urbanos profesionales para ejecutar dicho plan.

·  El domingo 14 de marzo de 2021, el periódico PACIFISTA publicó una exhaustiva investigación sobre una carta que llegó a su redacción con la petición de ser publicada, en la cual se expresaba un amplio respaldo al recién designado Defensor Regional del Pueblo para Urabá y Darién, JOSÉ AUGUSTO RENDÓN. Según las indagaciones del periódico, cuyos datos son publicados allí con plena transparencia, la carta fue solicitada y presionada por el mismo Señor Rendón desde la Defensoría y los firmantes, en su mayoría gente que firmó sin tener idea de qué era lo que firmaba, y otros que tienen hojas de vida terriblemente sucias por haber participado criminalmente en el despojo de tierras en el Bajo Atrato, algunos incluso condenados ya por el aparato judicial colombiano. Lo más deplorable para nuestra Comunidad fue comprobar que el Defensor Comunitario que nos acompañó varios años, Jorge Mario Vélez, fue obligado por su nuevo jefe a colaborar en la gestión de las cartas que llegaron al PACIFISTA buscando un respaldo ficticio, forzado y fraudulento para persona.

· El lunes 15 de marzo de 2021. Un reconocido paramilitar de la zona manifestó públicamente a dos pobladores residentes en el casco urbano de San José, que ADOLFO GUZMÁN, quien además figura como vicepresidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda La Unión, del corregimiento de San José, y otro civil más, hacen parte de la estructura paramilitar y comentan constantemente el plan de ir involucrando poco a poco a la mayor parte de la población de la zona a esa estructura paramilitar.

· Ese mismo día lunes 15 de marzo de 2021, fue hecha pública la alianza entre FEDECACAO y la Escuela Militar General José María Córdoba- Facultad de Derecho, mediante un acuerdo orientado a asesorar a las familias productoras de cacao, en sus consultas o en la búsqueda de soluciones alternativas a los conflictos en áreas de familia, laboral, penal, administrativa o policiva, entre otras, haciendo llegar a la ruralidad los servicios prestados por el “único ejército en el mundo especializado en la formación de abogados”. Nuestra Comunidad se ha opuesto siempre a que el uso de las armas y la presencia de instituciones o actores armados entren a intervenir en áreas o en proyectos que son de exclusiva incumbencia civil. No podemos olvidar las horrendas intervenciones del ejército en nuestra humilde y precaria comercialización del cacao: el 11 de julio de 2001 cuatro asaltantes se robaron el cargamento de cacao que nuestra Comunidad enviaba a Medellín, incluyendo la camioneta, y citaron a nuestros líderes al sitio para matarlos, comprobándose allí la presencia de soldados de la Brigada XVII que se turnaban en el retén de la vereda La Balsa. El 10 de octubre de 2002 realizaron un segundo asalto a otro cargamento de cacao y otras veces asaltaron y robaron el dinero de ese pequeño comercio a los miembros de nuestra Comunidad que lo retiraban del banco. Posteriormente, en septiembre de 2014, el Coronel Germán Rojas Díaz, como comandante de la Brigada XVII, elaboró y difundió un video absolutamente calumnioso y construido con montajes inmundos para tratar de acusarnos de exportaciones ilegales de cacao. No ha sido, pues, ni honesta ni legal la intervención del ejército en los asuntos del cacao sino terriblemente sucia. No podemos menos que llamar la atención de las potenciales familias que vayan a ser asesoradas por “lobos con piel de ovejas”.

· El martes 16 de marzo de 2021, un miembro de nuestra Comunidad  de Paz fue abordado por un reconocido paramilitar de la zona, quien insistentemente le propuso que trabajara con ellos como informante y a cambio le ofrecieron una gran suma de dinero para que diera información exacta y precisa sobre los movimientos de los líderes de nuestro Consejo Interno, a quienes necesitan llevar ante sus mandos paramilitares para “ajustar cuentas,” ya que a la Comunidad de Paz la consideran un estorbo que les impide el control total paramilitar de la zona, a causa de las denuncias nacionales e internacionales que hacemos.

·  El miércoles 17 de marzo de 2021, mientras integrantes de nuestra comunidad de paz pasaban por la vereda El Porvenir de San José de Apartado, pudieron observar allí la presencia de un punto paramilitar, quien tenía radio de comunicación y un celular. De igual manera se pudo constatar que en uno de los filos se encontraba una tropa de paramilitares, los cuales en días anteriores habían manifestado públicamente que habían llegado a esta vereda pero que se encontraban en riesgo  porque allí la Comunidad de Paz delataba su presencia, por eso la calificaban de “sapa”. Esta vereda permanentemente es un estacionamiento de los grupos paramilitares que controlan la zona.  Al parecer en este momento se encuentran allí.

·  El sábado 20 de marzo de 2021, nuestra Comunidad de Paz tuvo conocimiento de reuniones adelantadas por los paramilitares con pobladores de la vereda la Pedroza y veredas aledañas a ésta, en el  corregimiento de San José, donde se abordó el tema de la construcción de una carretera hasta dichas veredas, para lo cual se les impone una carga económica de $ 500.000,oo (quinientos mil pesos) a los pobladores para adelantar dichas labores de construcción, afirmando que ellos (los paramilitares) colocan lo demás, pues según ellos, tienen todo arreglado con las autoridades locales, anunciando de igual forma que en la vereda la Esperanza también van a continuar con la construcción de dicha carretera que desde Nuevo Antioquia han venido construyendo sin que ninguna autoridad se los impida. En varias ocasiones nuestra Comunidad ha denunciado esta forma tan ilegal y fraudulenta de planificación territorial,, bajo total control del paramilitarismo y al servicio de sus intereses y de sus propuestas dañinas y antisociales de distribución y uso del suelo, pero las autoridades municipales, departamentales y nacionales se hacen ”las de la vista gorda”, reiterando así su complicidad con los criminales.

· Se ha tenido conocimiento que en los últimos días de marzo de 2021 ha habido una fuerte presencia paramilitar entre el sitio conocido como Latifundio y El Porvenir, pertenecientes al corregimiento de San José.

 · También nuestra Comunidad de Paz ha tenido conocimiento de los ofrecimientos que viene realizan el paramilitar WILFER HIGUITA a pobladores de la vereda La Unión para que trabajen con ellos y no colaboren con la Comunidad de Paz.

 ·    El lunes 22 de marzo de 2021, en vísperas de nuestro aniversario número 24, nuestra Comunidad sostuvo diversas conferencias virtuales con muchos integrantes de comunidades  hermanadas con la nuestra en diversos países del mundo y con amigos que han apoyado nuestro proceso de vida y han participado en la protección de la tierra como eje importante para la permanencia y supervivencia de nuestra comunidad. De igual manera expusimos ante el país y mundo la importancia de tener una soberanía alimentaria para la subsistencia de nuestras familias; para esto se hicieron exhibiciones de artículos de la canasta familiar que producimos en nuestra comunidad para la alimentación de las familias, como una manera de resaltar la importancia que ha tenido el poder contar con tierras colectivas para cultivar nuestros alimentos. Este día se publicaron en nuestras redes sociales numerosas fotografías sobre la importancia que ha tenido el maíz para nuestra comunidad y para la región; esta semilla hace parte de las más importantes en la cadena de alimentación y sin embargo se ha ido desvalorizando tanto hasta el punto de irse perdiendo la semilla; por eso hoy la ponderamos y lanzamos un grito de auxilio, pues las semillas nativas están a punto de extinguirse por culpas de las empresas que han interpuesto las semillas transgénicas. En horas de la tarde se realizó un compartir comunitario sobre todos los productos derivados del maíz. 

·   El martes 23 de marzo de 2021, nuestra Comunidad de Paz celebró su aniversario número 24 desde su fundación el 23 de marzo de 1997. Este día se realizó una caminata en la carretera que conduce desde Apartado hasta el corregimiento de San José, en solidaridad y memoria de las víctimas que han sido asesinadas en estos 24 años de comunidad. Allí se hicieron muchos minutos de silencio como respecto y memoria de cada una de las personas que han muerto en defensa del territorio.

Estos 24 años de vida nos han llevado una vez más a reafirmar nuestros principios y a no callar ante el terror del mismo gobierno y del paramilitarismo. Un año más y nada ha cambiado en la justicia; la impunidad es la que sigue reinando en la zona. Marchamos porque rechazamos el sometimiento a los paramilitares, fuerza pública y empresas que tienen intereses de explotación del territorio en beneficio de capitales extranjeros y en detrimento del territorio, destruyendo radicalmente el medio ambiente.

Este aniversario en medio de la opresión paramilitar lo celebramos porque hemos sido resistentes y neutrales en la guerra. Son 24 años de lucha por la vida y por la defensa del territorio. 

Al cumplir un año más de existencia en Comunidad de Paz, no podemos dejar de enviar un mensaje de gratitud sincera a quienes nos han sostenido con su respaldo moral y fraternal. Las palabras se nos quedan cortas ante tanta generosidad y solidaridad que recibimos a diario de personas y comunidades de diversos lugares del mundo que nos sostienen con su fuerza moral e inquebrantable.

Dedicamos estos años de memoria y comunidad a todos nuestros compañeros y hermanos que hoy no están físicamente, pues fueron destrozados por manos asesinas.

También les dedicamos estos años de Comunidad a todas aquellas personas, compañeros, hermanos, organizaciones, comunidades hermanadas que nos han leído, escuchado, visto desde la distancia o compartido nuestros espacios de vida y memoria. A todas ellas y ellos un fuerte abrazo. LA COMUNIDAD RESISTE.
 

Comunidad de Paz de San José de Apartadó
Marzo 22 de 2021

Comentarios

Entradas más populares de este blog

EL INFATIGABLE CANTO DEL CIRIRÍ / A Doña Fabiola Lalinde

Por Orlando Arroyave Á. Doña Fabiola Lalinde durante la grabación de Amarillo. Fotografía: Diego Delgado  Cristianía es un resguardo indígena entre montañas andinas deforestadas por cultivos pequeños de pan coger. En los días de lluvia, las nubes bajan por las montañas, cubriendo de neblina, agua fría y barro ocre la estrecha carretera que comunica a dos ciudades del suroeste antioqueño, Andes y Jardín, en la selva montañosa del noroccidente de Colombia. Este caserío indígena se encuentra entre estas dos ciudades, en una pequeña explanada, a un lado de una carretera serpenteante y estrecha. Lo conforman casas de madera con techos de zinc, que se extienden en forma irregular sin más lógica que edificar y dar cobijo, evitando el barro resbaloso  que amenaza siempre cualquier firmeza del mundo. Una mujer de pelo blanco, de impermeable y paraguas, trata de percibir las huellas del martirio de su hijo en la mañana, ya que en la noche una tormenta oscureció el caserío. Al ll

Autodefensas Gaitanistas de Colombia asesinan a mujer embarazada en Peque Antioquia y se agrava el desplazamiento forzado en la región

  Foto: Twitter Proceso Social de Garantías  En el municipio de Peque – Antioquia - desde hace varios días se han venido presentando enfrentamientos entre disidencias de las FARC y las denominadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia -AGC – en sus zonas rurales, esta situación ha generado miedo y zozobra entre las comunidades campesinas. El pasado domingo 21 de febrero de 2021 luego de los enfrentamientos un civil fue herido quien fue atendida y se le presto la debida atención. El día 25 de febrero de 2021, se presentaron nuevamente enfrentamientos en zona rural entre las veredas Renegado Valle y Nueva Granada, de acuerdo con los habitantes de la región las Autodefensas Gaitanistas de Colombia habrían asesinado a una mujer la cual se encontraba en estado de embarazo, esta situación ha generado confinamiento en algunas veredas al igual que desplazamientos forzados. Organizaciones de derechos humanos como el Proceso Social de Garantidas de Antioquia, hace un llamado al gobierno naciona

Nueve años después Condenan a la Nación por el asesinato de Jhonny Silva a manos de la Policía

Jhonny Silva Por: radiomacondo El Tribunal Administrativo del Valle condenó a la nación, al ministerio de defensa y a la Policía Nacional por la muerte de Jhonny Silva, el estudiante de la Universidad del Valle asesinado por un escuadrón del ESMAD. La justicia consideró que la muerte de Jhonny Silva fue una ejecución extrajudicial, el fallo ordena indemnizar a la familia con 150 salarios legales mínimos vigentes, lo que fue considerado por la familia como una burla ya que ninguna suma puede reponer la perdida y tampoco puede borrar los años de sufrimientos y la revictimización a la que fueron sometidos ya que tuvieron que acudir a la justicia internacional frente a la lentitud del proceso y la falta de imparcialidad por parte de la fiscalía colombiana. Según el abogado del caso, Jorge Molano los 9 años de impunidad que cumple el crimen, no han sido por falta de pruebas sino por la manera perversa en que ha actuado la Fiscalía. “Cuatro meses después de la muerte d