Víctimas de crímenes de Estado en contra del negacionismo



Los días 5 y 6 de marzo de 2020, se reunieron en el Centro Distrital de Memoria Paz y Reconciliación de la ciudad de Bogotá familiares de víctimas de crímenes de Estado y organizaciones acompañantes articuladas en el Movimiento Nacional de Víctimas de Crimines de Estado – MOVICE –, con el fin de realizar su asamblea nacional anual en la cual crearon rutas de acción para incidir ante el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y Garantías de No Repetición y otras instancias en la lucha por la memoria, contra la impunidad y el negacionismo de crímenes de Estado.

Esta asamblea fue también un homenaje a la vida de Rogelio Martínez Mercado, líder campesino que representaba a cincuenta familias en el proceso de reclamación y recuperación de la propiedad conocida como “La Alemania”, que les fue despojada en el año 2000 y convertida en una base paramilitar bajo el mando de Rodrigo Peluffo Mercado, alias “Cadena”. Por este proceso de reclamación fue asesinado Rogelio Martínez el 18 de mayo de 2010, cuando fue abordado por un grupo de personas las cuales se interpusieron en el camino del moto-taxi en el que se desplazaba y le propiciaron siete impactos de bala. El hecho tuvo lugar a escasos metros de la casa del Sr. Martínez, en el caserío “Las Pavas” en “La Alemania”, municipio de San Onofre, Departamento de Sucre.


El panorama de derechos humanos en el país es preocupante, así lo manifiesta el MOVICE, ya que según su base de datos desde el año 2016 luego de la firma del acuerdo de paz y hasta el 2019, 817 defensores y defensoras de derechos humanos han sido asesinados en Colombia, de ellos 108 son mujeres y 417 han ocurrido en el gobierno de Iván Duque. Sumado a esto, manifiestan que la voluntad política del gobierno nacional es totalmente contraria en su proceder al momento de esclarecer estos crímenes y combatir el actuar del paramilitarismo. 

La desaparición forzada es un crimen que se presenta en el país hace más de cinco décadas y que se ha incrementado de manera alarmante en el último año. Según el Centro Nacional de Memoria Histórica en Colombia son cerca de 82.600 las personas que han sido desaparecidas forzosamente. Durante 2019, el Comité Internacional de la Cruz Roja –CICR– documentó 93 nuevos casos, de los cuales se desconoce el paradero de 60 personas. Estos casos se suman a las cerca de 2158 víctimas que están siendo buscadas por esa entidad y sobre las cuales tienen información de 913 personas con 116 casos resueltos, lo que significa que solamente un 5% de total de las personas desaparecidas que busca el CICR han sido identificadas y entregadas a sus familiares.


Por otra parte, la recién creada Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas ha identificado cerca de 1393 fosas comunes en todo el país de víctimas del paramilitarismo, de las cuales han logrado identificar 700 personas, pero se desconocen los familiares de 340. Esto evidencia que el país no cuenta con una política pública para la búsqueda de las personas desaparecidas, por eso el MOVICE hace un llamado para que se articulen de manera armónica en este esfuerzo la Jurisdicción Especial para la Paz, la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas y la sociedad civil en su conjunto.



Ante la grave crisis de derechos humanos que atraviesa Colombia, el MOVICE se plantea trabajar activamente en la construcción de una política pública para la paz total, la cual contempla la implementación de los acuerdos suscritos entre el gobierno nacional y la extinta guerrilla de las FARC–EP, reanudar y rodear los diálogos de paz entre el gobierno y el Ejercito de Liberación Nacional (ELN), propiciar la negociación para el desarme de las disidencias de las FARC–EP y otros grupos que han negociado con el gobierno, el desmonte de las organizaciones criminales y una reforma estructural a las fuerzas militares y de policía.


Finalmente, se realizó una movilización desde el Centro Distrital de Memoria Paz y Reconciliación hasta el centro de la ciudad de Bogotá, en la cual las víctimas exigieron la renuncia de Darío Acevedo, actual director del Centro Nacional de Memoria Histórica, quien se empeña en negar que en Colombia existe el conflicto armado y las víctimas de crímenes de Estado.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

SEGOVIA, ENTRE LA MISERIA Y LA OPULENCIA.

Por un primero de Mayo campesino, obrero y popular./ movilización en el Nordeste Antioqueño./ Segovia Antioquia.

Masacre De La Rochela

EL INFATIGABLE CANTO DEL CIRIRÍ / A Doña Fabiola Lalinde

Nueve años después Condenan a la Nación por el asesinato de Jhonny Silva a manos de la Policía

Carta de Las Madres de Soacha al presidente Santos