Memoria audiovisual 2018 Documental Amarillo



El día 24 de noviembre de 2018, en el municipio de Tame, Arauca, en acto publico, el Ejército Nacional reconoció su responsabilidad y pidió excusas por los hechos ocurridos el día 2 de octubre del 2010, en la vereda Caño Camame; en donde la niña DECZ de 13 años de edad para la época de los hechos, fue víctima de violencia sexual por el hoy destituido y condenado subteniente del Ejército Nacional Raúl Muñoz Linares.


El 24 de mayo de 2012, Rosa Elvira Cely, una mujer de 35 años de edad fue agredida sexualmente y empalada por un hombre que estudiaba en el colegio Manuela Beltrán, la misma institución educativa a la que ella pertenecía. El brutal ataque ocurrió en el parque nacional de la ciudad de Bogotá a tan solo unas cuadras de una estación de policía. Cinco días después la mujer, madre de una niña de 12 años murió.


Durante el 2018, realizamos junto a  la Asociación Red de Defensores y Defensoras de Derechos Humanos dhColombia, un homenaje a Eduardo Umaña Mendoza, defensor de derechos asesinado hace 20 años, varios de sus familiares y amigos más cercanos compartieron sus memorias con nosotros.  

José Eduardo, siempre fue un protector con todo el mundo. Yo lo veo como un ser humano que llevaba eso en el alma. Después, dedico su vida profesional a proteger y defender a los más humildes. Al principio con mucho miedo, después con un amor infinito por su trabajo.


Eduardo nos enseñó a pensar, cargado de risas y abriendo los sellos eternos para derrotar a la Parca que había tratado de cerrar las puertas y las ventanas de los tiempos idos y por venir, para que nunca pudiéramos recuperar el recuerdo y con el los conocimientos de la vida y de la lucha. Eduardo, fráter de siempre que derrotó no sólo a la muerte sino a su hijo el olvido, portador de la ignorancia. Por eso hoy hablamos de esa, su memoria.


Era una mañana de la última semana de abril de 1989. Como de costumbre, llegué a alrededor de las 7:00 de la mañana al apartamento de Eduardo, con sus consabidos y eternos acompañantes, los dos paquetes de cigarrillos que siempre me encargaba llevarle. Era el mismo apartamento del barrio Nicolás de Federmán en Bogotá, convertido en oficina, donde sería vilmente asesinado nueve años después.


Celina Mendoza, es la madre de Eduardo Umaña Mendoza asesinado hace 20 años y cuyo crimen permanece en la impunidad. Chely, representa a las madres que han enterrado a sus hijos, a las abuelas que han sostenido a las familias y que en la ternura nos muestran el camino.


Si las balas desanduvieran su camino. Y su zumbido se reversara en una implosión de sonido. Si el latigazo, el bum, fuera de vuelta. Y del viento al cañon, del cañon a la culata, y la culata al brazo y el brazo al pecho, del cuerpo al alma, del alma a algún dios, al dios del olvido que en el empuje de la acción cambiara nuestra ventura, se apiadara un poco y nos restara un par de lágrimas borrando el registro de lo vivido. Si supiera equivocarse este recuerdo lacerante y todo esto fuera un simple descuido de la imaginación. Camilo Umaña Hernández.



Patricia Hernández, nacida en Bogotá, la tercera de una familia de 5 hermanos, trabajadora social de la Universidad de la Salle y experta en preescolar. Su formación la llevo a tener inquietudes sociales y comunitarias que fueron más allá de los ámbitos laborales, enmarcados éstos en la educación, la orientación y asesoría vocacional,  y en el trabajo con comunidades deprimidas del distrito capital. Compañera, amiga esposa y confidente de Eduardo Umaña Mendoza con quien compartió 20 años de vida y de cuya unión tuvieron un hijo.




Cesar Carrillo, expresidente de la USO y miembro del Capitulo Bogotá del MOVICE, quien conoció personalmente a Umaña Mendoza, le describe como una persona muy exigente, honesta y de quien se podía aprender algo siempre. “Una de las mayores virtudes que tenía Eduardo Umaña Mendoza era su lealtad, no solo para las personas con las que trabajaba, sino leal con sus principios, con su forma de pensar. Él era un hombre muy solidario”



De acuerdo al Registro Único de Víctimas, en Colombia se han identificado 8.650.169 de víctimas del conflicto armado. 4.116.053 son mujeres, lo que corresponde al 49,6% de las víctimas. Por su parte el Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado en comunicado público emitido el 8 de marzo de 2018, informo que en Colombia durante el 2017, fueron agredidas 145 mujeres defensoras de derechos humanos y lideresas sociales, 16 de ellas fueron asesinadas. De acuerdo a esta misma organización 1.079 mujeres colombianas, se encuentran desaparecidas en Colombia, la mitad no están identificadas.


Esta masacre que conmovió a la comunidad nacional e internacional demuestra de manera concreta como las fuerzas militares de Colombia durante el gobierno de Uribe Vélez, actuaron de manera conjunta con las bandas criminales paramilitares generando en este periodo de gobierno más de 3183 ejecuciones extrajudiciales en todo el territorio Colombiano, según cifras del Observatorio de Ejecuciones Extrajudiciales de la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos. En el momento de la masacre, tanto la Brigada, como el Ministerio de Defensa y la Vicepresidencia de la República negaron su responsabilidad en el crimen.


ALEX HERNANDO RAMÍREZ HURTADO: hijo Maricel y Ever, nació el 4 de febrero de 1977, en el Municipio de Pradera, Valle del Cauca. Estudio su primaria en la Escuela Antonio Ricaurte y curso hasta primero de Bachillerato en el Colegio Francisco Antonio Zea. Fue arquero de la selección pradera en la categoría Pre-juvenil. Todos lo recuerdan como un joven muy alegre. Inicio su vida laboral como ayudante de construcción a los 17 años. Durante 6 años se dedico a la labor de perforación para instalación de tuberías de gas, razón por la cual acepto el llamado del falso contratista que lo llevo engañado a buscar la muerte a manos del Ejército Nacional el 7 de febrero de 2008.


DARVEY MOSQUERA CASTILLO, hijo de Alfamir y Darío. Nació el 27 de octubre de 1984, en el Municipio de Pradera, Valle del Cauca. Estudio su primaria en la escuela San Juan Bosco y logro cursar hasta segundo de Bachillerato en el Colegio Francisco Antonio Zea. Aun no cumplía 16 años cuando tuvo su primera ocupación laboral como vendedor de ropa al lado de su padre en el municipio de Buenaventura. Al cumplir 18 años se empleo como contratista cortando semillas de caña de azúcar, para los ingenios azucareros Cauca y María Luisa, a los 20 años se fue a prestar el servicio Militar.






Comentarios

Entradas más populares de este blog

Conversatorio visibilización sentencia absolutoria caso Mateo Gutiérrez

Rechazamos asesinato del Director y Productor de cine, Mauricio Lezama.