San José de Apartadó entre la memoria y la impunidad


El 21 de febrero de 2005, en las veredas La Resbalosa y Mulatos (del municipio de Apartadó), fueron ejecutados extrajudicialmente Luis Eduardo Guerra y su compañera Beyanira Areiza, así como Deyner Andrés Guerra Tuberquia (de 11 años de edad). En desarrollo de la misma operación, fueron también asesinados Alonso Bolívar, Sandra Milena Muñoz y los niños Natalia (de 5 años de edad) y Santiago (de 18 meses de edad) integrantes de la Comunidad de Paz de San José de Apartadó. Allí mismo fue ejecutado Alejandro Pérez Castaño. Desde el 24 de febrero de 2005, la Comunidad de Paz señaló públicamente que dichos actos eran responsabilidad del Ejército Nacional. Leer completo

Once (11) años de impunidad, de al menos 300 implicados solo 10 han sido procesados, y 4 militares de bajo rango condenados. Si no hay justicia la agresión y el riesgo de victimización permanece en contra de la comunidad de Paz de San José de Apartadó. 

Ante la impunidad y el terror seguimos tejiendo el camino de la memoria en contra de la mentira, la persecución, la injusticia y el olvido. Ver video



Comentarios

Entradas más populares de este blog

SEGOVIA, ENTRE LA MISERIA Y LA OPULENCIA.

Por un primero de Mayo campesino, obrero y popular./ movilización en el Nordeste Antioqueño./ Segovia Antioquia.

Masacre De La Rochela

EL INFATIGABLE CANTO DEL CIRIRÍ / A Doña Fabiola Lalinde

Nueve años después Condenan a la Nación por el asesinato de Jhonny Silva a manos de la Policía

Carta de Las Madres de Soacha al presidente Santos