Ir al contenido principal

Resistiendo al olvido / 30 años de la masacre estudiantil del 84


Este Viernes 16 de mayo se cumplen 30 años de la masacre estudiantil ocurrida en la Universidad Nacional en 1984

CONVERSATORIO: Resistiendo al olvido, a 30 años de la masacre estudiantil

Lugar: Auditorio Camilo Torres, Universidad Nacional
15 de Mayo 6:00 PM

Les invitamos a conversar sobre los hechos de ese día.

JORNADA CULTURAL: 16 de Mayo en la Plaza Ché

- Toque, estaremos con:
"Cómo me dijo", música Andina y Quirón Rap Libertario...

-Estampado ¡Trae tu camiseta!

-Graffiti: 
*Paraiso Callejero-Crimental 1984 * Trace-Putos Perros y TRZ Stencil

La verdad de una masacre (1 )


La muerte de Chucho2 no podía quedar impune como tantas [...] En este país a la gente no sólo la matan en las universidades; también en un callejón oscuro; la dinamitan amarrada a un poste en un barrio popular, o amanece tirada, amordazada, en cualquier potrero. Alberto Álava fue asesinado en la puerta de su casa; los hermanos García y los hermanos Sanjuán no se sabe dónde [...]. Algunos decidieron realizar un acto político para reivindicar su lucha, su vida.

Ese 16 amaneció triste, en los ojos llanto, en los pechos ira, al llegar a desayunar en cada mesa un poema y una flor, el uno por la ira, el otro por el llanto, y unos ojos que nos miran, nos vigilan, son muchos ojos que allanan nuestra cotidianidad; al salir de la cafetería, una compañera me abraza y llora: era su mejor amigo, hacía tan poco que habían hablado, cuántas cosas construyeron, cuántas discusiones, cuántas sonrisas.

10 a.m.: Plaza Che Guevara. Algunas pancartas con la imagen del compañero, del amigo, del hermano, y un poema que intenta recoger sus luchas; el acto político de homenaje se desenvuelve entre poemas, música y recuerdos; cada estudiante se pregunta por qué ante estos crímenes nadie dice nada, alguien dice no saber nada, por qué la prensa calla, por qué la muerte de un obrero, de un campesino, de un maestro, de un estudiante, no son importantes para los jueces, procuradores, ministros, presidentes? Y el acto no era suficiente; para otros, la reivindicación se daba en otros términos, en la calle, para que la gente supiera que sus ojos no quieren seguir viendo que corre la sangre del pueblo.

2 p.m.: Plaza Che. Un bus quemado, testimonio de la lucha contra el TSS, el IVA, la tortura, el asesinato. En la Calle 26 se escuchan tiros dirigidos a compañeros que paraban un bus. Los tiros se siguen escuchando. En la entrada, unos estudiantes lanzan piedras contra el piquete que había disparado. Vuelven a disparar. La gente se tira al piso. “Veo un policía guardando un revólver plateado en la cintura. Ellos ganan la malla y siguen disparando indiscriminadamente, al lado izquierdo un compañero se acerca a la malla, se escucha un disparo, el compa cae al piso. No puedo creer que le hayan disparado a quemarropa, el compañero se retuerce en el piso, al voltearse veo que emana sangre de su estómago, unos muchachos lo alzan de pies y manos, lo llevan a Bienestar”.

¿Quién dio la orden de llegar disparando y tirar a matar? Le dan a otro compañero en la pierna. Los testimonios se repiten, la Procuraduría sabe pero... nada. Una persona con capucha dispara desde el interior de la U, cosa que nos sorprende. Suena una explosión cerca de la policía y ésta entra disparando […] Los estudiantes corren.

El tipo que había disparado desde la U se quita la capucha y empieza a disparar hacía los estudiantes (elementos extraños a la Universidad) mientras los estudiantes corren a refugiarse. Cae un compañero, otro; los compañeros van cayendo. “Un compañero de camiseta verde corre, un policía le dispara una, otra vez, no le da, vuelve a dispararle una y otra vez, como tirando al blanco, hasta que el compañero cae. No sé qué pasará con él, pues tuve que salir corriendo, pues los policías y algunos civiles (policías de civil) ya estaban muy cerca de nosotros”. Peor que entrar disparando, entrar como en una cacería hasta que la presa caiga. Es la policía ‘profesional’ con que cuenta esta adolorida patria. Detrás de la ‘disponible’ entra la patrulla motorizada (y si mi general Delgado Mallarino y mi general Vargas Villegas no lo creen, ahí están las fotos) en un número aproximadamente de 10. Por la Calle 45 entra otro grupo, impidiendo la salida de estudiantes. Es de anotar que dichos motorizados venían sin su acostumbrado chaleco naranja, tal vez para evitar que fuera reconocido su número, pero algunos compas alcanzan a ver el 00 (cero cero) en el casco de algunos, y, como si esto fuera poco, luego mandan entrar al GOES, con su característico uniforme oscuro, siendo esto lo único que reconoce mi general.

Como si fuera un safari, la policía entra a llevarse los cuerpos de los compañeros asesinados por la espalda, a sangre fría (si es que la tienen), a rematar a los heridos. “Vi caer estudiantes heridos cuando corrían hacia residencias femeninas. Cerca de Agronomía, la policía apaleó a alguien y luego de golpearla durante casi un minuto le dieron un tiro” (El Socialista, mayo 24, p. 2) (...).

“Hacia las tres de la tarde de ayer corrían dos estudiantes en medio del pánico general que cundía en la U. Buscaban un sitio de protección y detrás de ellos un piquete de uniformados y tres civiles dispararon a quemarropa a un estudiante que huía. El acompañante de éste, ante tal escena, se detuvo con las manos en alto. Fue aprehendido de inmediato por los mismos policías y golpeado brutalmente. Luego lo obligaron a cargar el cuerpo de su compañero abaleado y lo guiaron hacia la jaula a punta de bolillo. La policía, al levantar el cuerpo del abaleado, le puso en el rostro una capucha del M-19 que la propia policía portaba. Esto fue presenciado por aproximadamente unas 50 personas que a esa hora se escondían en Sociología” (Del comunicado de Odontología, firmado por un grupo de estudiantes)3.

“En vista de mi impotencia para salir corriendo, por una enfermedad que me postró en muletas hace muchos años, opté por tirarme al piso para huir de las balas y logré arrastrarme por el suelo hasta ampararme detrás de una banca de cemento. Quedé como a tres metros de la puerta de acceso a la residencia4 y fue cuando pude escuchar la forma tan violenta como la policía atacaba a los residentes que allí se encontraban. Entraron, según el estruendo que se oían, destruyendo todo, puertas, objetos, y sacando a bolillazos a quienes encontraron a su paso en aquellas piezas. Pude escuchar cuando un militar ordenaba que sacaran ‘a todos esos H.P.’ de allí, y también pude oír cómo al poco tiempo ordenaron que desalojaran la U... Pero la calma no reinó porque momentos después penetraron personas que supongo pertenezcan a organismos secretos del Estado portando pistolas pequeñas, agarrando estudiantes y entregándolos a la fuerza disponible que estaba a la entrada de la 26” (...).

“Recibí el puesto de vigilancia de residencias femeninas a Luis R. sin novedad [...] A las 2:30 la fuerza pública destruyó los vidrios... Luego de los acontecimientos hice un recorrido minucioso en todos los pisos, encontrando las siguientes habitaciones, donde rompieron las chapas: 2069-2067-2018-3038-2034-2033. Las rompió la policía de civil que entró rompiendo la puerta principal con las motos”.

“Vimos cuando unos hombres, casi todos de negro y vestidos deportivamente, entraban armados a residencias femeninas y oímos que golpeaban las puertas y rompían las chapas. Tumbamos las camas y trancamos la puerta, nos encerramos en los armarios. Cuando dejamos de oír ruidos nos asomamos, vimos cuando sacaban encañonadas a varias compañeras”./ “Reconocimos a uno con buzo azul que en la pedrea estaba entre los estudiantes y ahora llevaba un arma apuntándole a una compañera” [...]./ “Un compañero no pudo correr más, lo cogieron y lo tiraron al suelo, le daban patada y bolillo, se le paraban encima y llegó un negro de amarillo y negro (camiseta de rayas) y le dio dos disparos. Gritamos que no lo mataran. Lo llevaron a rastras. No volvimos a verlo” (...).

Otros testimonios

Los abajo firmantes, trabajadores del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, a continuación relatamos los hechos ocurridos el miércoles 16 de los corrientes a eso de las 2:30 a 3:30 p.m.

“En vista de que se oían disparos en el interior de la UN, desde las ventanas del Instituto vimos a un grupo de estudiantes desprovistos de capuchas que se disponían a abandonar los predios por la Calle 47. Cuando ya ganaban la puerta, fueron arremetidos a bala por un grupo de uniformados de negro y policías antimotín que golpeaban indiscriminadamente a los presentes. Se les condujo a unos carros por los uniformados de negro. La policía antimotín penetró en la U” (...).

“Pude ver cómo entraron a la U unos civiles que más tarde volvieron a salir con seis estudiantes, mujeres, quienes iban plenamente identificables, sin ninguna clase de capucha, y las metieron en una jaula. También metían a otros de los que estaban allí mirando, diciéndoles: ¿Usted es de la Nacional? ¡Camine! y los encañonaban”.

“Lo agarraron a bolillazos y patadas. Luego lo cogieron por la parte trasera de la pretina del pantalón y lo levantaron sin que el muchacho reaccionara. Mientras tanto, por la avenida venía un civil negro que vestía chaqueta terracota y bluyín junto con otros uniformados. Sacó un revólver o pistola y se acercó al muchacho que estaba caído en el césped y le disparó” (...)5.

1.     Documento publicado en el periódico 16 de Mayo: año 1, Nº 1, julio de 1984. Retomado en revista Suversión N° 563 (1), septiembre de 1993, Bogotá. Editado.
2.     Se refiere a la muerte de Jesús Humberto León Patiño, de sexto semestre de Odontología, torturado y asesinado en Cali el 9 de mayo de 1984 (NE).
3.     Éste, al igual que los testimonios que siguen, fueron firmados y muchos llevan como identificación nombre y cédula. Para esta transcripción, hemos omitido estos nombres por considerar innecesaria su publicación (NE).
4.     Estas residencias estudiantiles ocupaban lo que hoy es el edificio Antonio Nariño. Las residencias femeninas estaban en el edificio Manuel Ancízar (NE).
5.     Si bien se ha respetado al máximo la publicación original, se ha hecho una edición para facilitar la comprensión de los testimonios, y se corrigió uno que otro error de tipografía (en especial adiciones o ausencias de letras en palabras).



Comentarios

Entradas más populares de este blog

Conversatorio visibilización sentencia absolutoria caso Mateo Gutiérrez

Luego de más de 20 meses de estar privado injustamente de la libertad, el joven estudiante de sociología de la Universidad Nacional de Colombia, Mateo Gutiérrez, fue absuelto por un juez de la república en noviembre del 2018 luego de considerar insuficientes las pruebas presentadas por la fiscalía General de la Nación las cuales supuestamente vincularían al estudiante con los atentados perpetrados en la ciudad de Bogotá entre abril de 2015 y enero de 2017. Según el togado, las pruebas no confirman la responsabilidad del estudiante en los hechos, por lo que emitió orden de libertad.
Ante la complejidad de este montaje judicial en contra del estudiante y las repercusiones que este tipo de casos tienen en la comunidad universitaria, sus maestros, familiares, acompañantes y compañeros de la Cátedra Sociedad Colombiana siglo XIX, de la facultad de Sociología de la Universidad Nacional de Colombia – sede Bogotá – invitan al conversatorio de socialización de la sentencia absolutoria, la cual …

Rechazamos asesinato del Director y Productor de cine, Mauricio Lezama.

El Equipo de Comunicaciones Documental Amarillo, rechaza el atentado donde fue asesinado del Director y Productor de cine, Mauricio Lezama y en el cual resulto herido Ricardo Llain en el Centro poblado del Corregimiento de la Esmeralda del Municipio de Arauquita en el departamento de Arauca mientras realizaban un casting para el cortometraje sobre la vida de la lideresa y sobreviviente del genocidio de estado contra la Unión Patriótica, señora Mayo Villareal.
Nos solidarizamos con la familia de Mauricio Lezama, la comunidad araucana y exigimos del Gobierno Nacional, celeridad en la investigación para el esclarecimiento de este asesinato.
A continuación compartimos el comunicado emitido por organizaciones sociales del departamento de Arauca que denuncian y rechazan este crimen en contra de la libertad de prensa, la verdad y la memoria.






EL COMITÉ PERMANENTE POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS CAPITULO ARAUCA, denuncia y rechaza ante los entes institucionales del orden Departamental y Na…

Algunas personas jamás nos dejan, son eternas / Nicolás Neira 14 años exigiendo verdad, justicia y el desmonte del ESMAD

El primero de mayo del año 2005, durante la movilización del día internacional del trabajo, fue asesinado en el centro de Bogotá, Nicolás David Neira Álvarez de 14 años de edad. El responsable, es el oficial Néstor Julio Rodríguez Rúa, perteneciente en ese entonces a la sección primera del Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía Nacional de Colombia – ESMAD – comandado por el entonces Capitán Julio Cesar Torrijos Devia.
Altos mandos del ESMAD y de la Policía Nacional  trataron de encubrir los hechos reuniendo a sus efectivos con el fin de unificar las versiones que entregarían ante las autoridades y acordaron decir que Nicolás, había caído de su propia altura y se había pegado con un bolardo en la cabeza; otros dijeron que producto de una estampida se había caído y esto habría causado su muerte. 




12 años después, es decir, el 23 de abril del año 2017, el entonces Capitán Julio Cesar Torrijos Devia, acudió a la Fiscalía General de la Nación y manifestó que él había encubierto el hom…

La constante revictimización a los familiares de los desaparecidos de la Comuna 13 de Medellín

Durante los días 17 y 18 de julio de 2019 se llevó a cabo en las instalaciones del palacio de justicia de Medellín, la primer audiencia pública sobre personas dadas por desaparecidas en la comuna 13. La audiencia fue solicitada a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) por el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado MOVICE y siete familiares de desaparecidos quienes solicitaron se tomen medidas cautelares sobre 16 lugares del país donde se presume estarían inhumados de manera irregular los restos de personas dadas por desaparecidas en el marco del conflicto armado.
En desarrollo de la audiencia, la Magistratura solicitó a la Gobernación de Antioquia, la Alcaldía de Medellín y la Fiscalía General de la Nación información relevantesobre el avance en las investigaciones y trabajos realizados para preservar los lugares de la “Escombrera” y la “Arenera”, donde se deduce se encuentran los restos mortales de personas desaparecidas en el marco de los operativos militares del añ…

EL INFATIGABLE CANTO DEL CIRIRÍ / A Doña Fabiola Lalinde

Por Orlando Arroyave Á.


Doña Fabiola Lalinde durante la grabación de Amarillo. Fotografía: Diego Delgado 
Cristianía es un resguardo indígena entre montañas andinas deforestadas por cultivos pequeños de pan coger. En los días de lluvia, las nubes bajan por las montañas, cubriendo de neblina, agua fría y barro ocre la estrecha carretera que comunica a dos ciudades del suroeste antioqueño, Andes y Jardín, en la selva montañosa del noroccidente de Colombia.
Este caserío indígena se encuentra entre estas dos ciudades, en una pequeña explanada, a un lado de una carretera serpenteante y estrecha. Lo conforman casas de madera con techos de zinc, que se extienden en forma irregular sin más lógica que edificar y dar cobijo, evitando el barro resbaloso  que amenaza siempre cualquier firmeza del mundo.
Una mujer de pelo blanco, de impermeable y paraguas, trata de percibir las huellas del martirio de su hijo en la mañana, ya que en la noche una tormenta oscureció el caserío. Al llegar en la noche, c…

Sobre la masacre de Mapiripán / Solidaridad con el CCAJAR.

Comunicado a la opinión pública

El Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo” -CCAJAR-, en relación a la información de prensa relativa a supuestos hechos revelados en el día de ayer, en el marco de una audiencia del procedimiento de “Justicia y Paz”, sobre la “Masacre de Mapiripán”, se permite poner en conocimiento de la opinión pública que:En el marco de su labor de defensa de los derechos humanos, apoderó a nivel nacional e internacional a cinco grupos de personas que se identificaron como familiares de víctimas de ejecuciones extrajudiciales, desaparición forzada y desplazamiento forzado en los hechos ocurridos entre el 15 y 20 de julio de 1997, conocidos como la Masacre de Mapiripán. Entre las víctimas apoderadas se encuentra la señora Mariela Contreras y su familia, quien fue reconocida igualmente como víctima en las instancias nacionales, con posterioridad a que rindiera declaración ante la Fiscalía General de la Nación.

CONMEMORACIÓN MASACRE DE SEGOVIA.

“ese día no había un soldado, no había policía en el parque de Segovia, eso fue muy extraño. Incluso, nos dimos cuenta después, que el escolta policía de la alcaldesa Rita Tobón, ese día no se lo mandaron a ella. Me gustaría que hubiera esclarecimiento de esa masacre y que fueran castigados los culpables. Es vergonzoso para el mundo y para este país, que se masacre un partido, después de la masacre de Segovia, masacran a la Unión Patriótica y la desaparecieron”. Testimonio.
 foto:  Jesus Abad Colorado.
 En horas de la noche bajo la lluvia, en Segovia Antioquia un grupo de paramilitares,  llenó  de sangre, horror y dolor lo que sería una tranquila noche de viernes un 11 de noviembre de 1988, los asesinos llegaron al  pueblo  e irrumpieron la tranquilidad que se viviva  en el parque principal  , es allí, en aquel lugar donde  comenzó lo que sería una vida  llena de temor, de muerte,  de locura humana por el poder, de delirios maquiavélicos  de los gobernantes que siempre se escudan en la …

Contra la brutalidad policial - Por el desmonte del ESMAD - Medellín, 24 de febrero de 2012

 Por el desmonte del ESMAD

Grupos, colectivos e individuos de la ciudad de Medellín, Colombia, se encuentran para sumar sus expresiones musicales, artísticas y denunciar los abusos del Escuadrón Móvil Antidisturbios ESMAD, exigir su desmonte y hacer memoria de los jóvenes asesinados por este pelotón de la muerte (Escuadrón Móvil de Asesinos por Dinero).
SIMÓN ANDRÉS TORRES Siempre en nuestra memoria.

Al igual que el pasado viernes 13 de abril, aún trato de esclarecer una muerte que quizás ha quedado en el olvido. Entre la madrugada del viernes 13 y sábado 14, en el año 2007, la vida de un compañero, Simón Andrés Torres, se perdió a sus quince años de edad. Los hechos no son muy claros y la distorsión que rodeó este acontecimiento marcó un crimen que impune, año tras año, memoramos. Con la llegada del grupo narcosis a Medellín, en el barrio El Poblado, y ante la falta de organización por parte de los promotores del evento, empezaron a producirse disturbios y riñas que, en defensa de las fu…

Video Karmatarrua Tierra Pringamosa

FOTOGRAFÍAS REALIZADAS  DURANTE LA GRABACIÓN DEL  VIDEO "KARMATARUA  TIERRA PRINGAMOSA"  EN EL RESGUARDO INDÍGENA EMBERÁ CHAMÍDE CRISTIANIA ANTIOQUIA. PRODUCIDO POR LA ASOSIACION DE ENTIDADES CULTURALES DE MEDELLÍN ASENCUNTURA Dirección: Viviana Villa.. Fotos: Diego Delgado.

Homenaje a Eduardo Umaña Mendoza

El Equipo de Comunicaciones Documental Amarillo acompaña las acciones de memoria emprendidas por la Asociación Red de Defensores y Defensoras de Derechos Humanos dhColombia, en este sentido realizamos el presente video el cual rinde homenaje al legado del abogado y defensor de Derechos Humanos Eduardo Umaña Mendoza asesinado hace 18 años, y a todas y todos los defensores de Derechos Humanos quienes diariamente se enfrentan a la persecución, la estigmatización, la desaparición forzada y al asesinato por su lucha contra la impunidad.



Dos dieciochos
Por: Camilo Eduardo Umaña H.
El día que asesinaron a mi padre era un sábado. Mi mamá lo había dejado en la oficina donde constantemente lo apoyaba. Estaba reunido con un hombre, un tipo que no le quiso dar la cara al saludarla pero que ella miró fijamente. Se quedó con una corazonada pero salió a buscarme. Yo estaba en clase de inglés. Me recogió antecitos del medio día. Nos devolvimos con destino a la oficina, pero mi mamá se desvió a recoger o…