Ir al contenido principal

Cuenta... El código de la impunidad

Creemos que el desmonte del ESMAD -entre otras- es fundamental para el desenvolvimiento de un escenario de paz. No puede haber paz si la forma en que se trata el descontento y la organización social es a punta de balas y gases. Aportamos a la construcción de paz con este manual sumándonos a las númerosas iniciativas de diversos sectores que pretenden denunciar y promover el cierre de este grupo o cualquiera que actúe y pretenda cumplir sus mismos objetivos.



El ESMAD está compuesto por tres elementos: La institución, la formación, y los individuos. Es por esto que el amonestamiento o expulsión de un policía involucrado en ataques o su judicialización no es suficiente ni garantiza la no repetición de las violaciones a los DDHH, puesto que sus prácticas criminales no derivan del estado de ánimo del agente, sino de su entrenamiento en el uso de tácticas y armamento altamente lesionantes, a quienes además en su formación se les fomenta un odio ciego hacia grupos sociales -estudiantiles, indígenas, campesinos- que son vistos como enemigos y obstáculos para lo que llaman "progreso". Estos valores se reproducen constantemente con cada nuevo contingente que sale de las escuelas de una institución nefasta con una tradición que históricamente (así como las demás fuerzas represivas) se ha enfocado en la práctica a golpear, atemorizar, matar y apresar al pueblo en sus iniciativas por transformar la sociedad.


Nuevo video



La consecuencia de una lata de gas disparada directamente hacia la cara es la misma, haya sido lanzada por el ESMAD, un efectivo de la Fuerza Disponible o un soldado. En ese sentido al pueblo no le sirve que el día de mañana digan que han disuelto al ESMAD cuando será la Fuerza Disponible (ya sucede) con su mismo entrenamiento, táctica, armas y armaduras -esta vez de color verde- quienes disparen los gases que asfixian hasta la muerte, las granadas aturdidoras que mutilan y las balas de goma que nos sacan los ojos (además de las consecuencias el armamento no convencional).

De la misma manera que el "extinto" DAS, el problema no son sólo los funcionarios, ni las tres letras de la organización, sino la vocación y prácticas sistemáticas de un organismo que respondía directamente al paramilitarismo no solo por casualidad ni corrupción sino por tener objetivos compartidos. En ese sentido una respuesta eficaz tiene que tener en cuenta los tres elementos ya descritos, que pasan por la forma en que se dialoga con el descontento social y por la construcción de una nueva institucionalidad desde abajo, forjada por y para la gente.

Conoce el manual acá: https://policiaasesina.wordpress.com/




Comentarios

Entradas más populares de este blog

EL INFATIGABLE CANTO DEL CIRIRÍ / A Doña Fabiola Lalinde

Por Orlando Arroyave Á. Doña Fabiola Lalinde durante la grabación de Amarillo. Fotografía: Diego Delgado  Cristianía es un resguardo indígena entre montañas andinas deforestadas por cultivos pequeños de pan coger. En los días de lluvia, las nubes bajan por las montañas, cubriendo de neblina, agua fría y barro ocre la estrecha carretera que comunica a dos ciudades del suroeste antioqueño, Andes y Jardín, en la selva montañosa del noroccidente de Colombia. Este caserío indígena se encuentra entre estas dos ciudades, en una pequeña explanada, a un lado de una carretera serpenteante y estrecha. Lo conforman casas de madera con techos de zinc, que se extienden en forma irregular sin más lógica que edificar y dar cobijo, evitando el barro resbaloso  que amenaza siempre cualquier firmeza del mundo. Una mujer de pelo blanco, de impermeable y paraguas, trata de percibir las huellas del martirio de su hijo en la mañana, ya que en la noche una tormenta oscureció el caserío. Al ll

Víctimas de crímenes de Estado en contra del negacionismo

Los días 5 y 6 de marzo de 2020, se reunieron en el Centro Distrital de Memoria Paz y Reconciliación de la ciudad de Bogotá familiares de víctimas de crímenes de Estado y organizaciones acompañantes articuladas en el Movimiento Nacional de Víctimas de Crimines de Estado – MOVICE –, con el fin de realizar su asamblea nacional anual en la cual crearon rutas de acción para incidir ante el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y Garantías de No Repetición y otras instancias en la lucha por la memoria, contra la impunidad y el negacionismo de crímenes de Estado. Esta asamblea fue también un homenaje a la vida de Rogelio Martínez Mercado, líder campesino que representaba a cincuenta familias en el proceso de reclamación y recuperación de la propiedad conocida como “La Alemania”, que les fue despojada en el año 2000 y convertida en una base paramilitar bajo el mando de Rodrigo Peluffo Mercado, alias “Cadena”. Por este proceso de reclamación fue asesinado Rogelio Ma

Nueve años después Condenan a la Nación por el asesinato de Jhonny Silva a manos de la Policía

Jhonny Silva Por: radiomacondo El Tribunal Administrativo del Valle condenó a la nación, al ministerio de defensa y a la Policía Nacional por la muerte de Jhonny Silva, el estudiante de la Universidad del Valle asesinado por un escuadrón del ESMAD. La justicia consideró que la muerte de Jhonny Silva fue una ejecución extrajudicial, el fallo ordena indemnizar a la familia con 150 salarios legales mínimos vigentes, lo que fue considerado por la familia como una burla ya que ninguna suma puede reponer la perdida y tampoco puede borrar los años de sufrimientos y la revictimización a la que fueron sometidos ya que tuvieron que acudir a la justicia internacional frente a la lentitud del proceso y la falta de imparcialidad por parte de la fiscalía colombiana. Según el abogado del caso, Jorge Molano los 9 años de impunidad que cumple el crimen, no han sido por falta de pruebas sino por la manera perversa en que ha actuado la Fiscalía. “Cuatro meses después de la muerte d