Operaciones paramilitares en Curbaradó, incursión de asesinatos en el Guamo, amenazas de incursión en Alto Guayabal y amenazas de asesinatos colectivos




Un testigo informo la planeación de una masacre por parte de estructuras paramilitares. Esta operación está financiada por los ocupantes de mala fe y se realizaría en los próximos días del mes de diciembre.
La misma fuente indica que la impunidad para esta masacre estaría asegurada con un ardid que posibilitaría exculpar por omisión a la brigada 17.


Este plan de muertes colectivas al lado de la creciente presencia paramilitar ocurre en medio de una alta militarización en Curvaradó. Una veintena de hombres armados de los grupos paramilitares instalaron campamentos en predio colectivos de la comunidad de El Guamo, Curvaradó. Los paramilitares que se identificaron como integrantes de las "Autodefensas Gaitanistas", desde las nueve de la mañana el pasado sábado intimidaron a la población e ingresan a sus viviendas permanentemente. Advirtieron que harían limpieza de ladrones, preguntaron por la presencia de la guerrilla y afirmaron que avanzarían hasta el cerro Cara de Perro para enfrentarse con la guerrilla de las FARC El cerro Cara de Perro en donde se encuentra un lugar sagrado de los Emberá, parte del Resguardo Indígena es apetecido por empresas mineras para la exploración y explotación de oro, cobre, molibdeno. Entre los paramilitares que se asentaron en El Guamo se encuentra el reconocido como Andrés Moreno. Estos se movilizan en motocicleta hasta el caserío Santa María y de allí llega al Guamo. En Santa María se encuentran predios de comunidades negras ocupados de mala fe por empresarios que han amenazado constantemente a quienes reclaman sus tierras. Los paramilitares hace pocas horas advirtieron a miembros del Consejo Comunitario que si informaban de su presencia sufrirían las consecuencias.

Por otra parte, el pasado domingo 25 de noviembre en el programa radial "Entre Etnias" emitido en Apartadó afirmaron que la Comisión de Justicia impedía el progreso y era la responsable del asesinato de Argenito Díaz, Manuel Ruíz y próximamente daría muerte a la lideresa María Ligia Chaverra. En la actualidad por los crímenes de Argento Díaz, Manuel Ruiz y su hijo Samir se investigan a empresarios de la ganadería extensiva, la palma aceitera y el banano, como también el papel de la policía y la Brigada 17 por su posible responsabilidad por acción u omisión. La Lideresa María Ligia Chaverra ha denunciado el papel del empresariado en la usurpación de tierras y contra su vida pesan graves amenazas e intentos de judicialización fundada en falsos testimonios. A pesar de los esfuerzos verbales y publicitarios del gobierno por mostrar un proceso exitoso de restitución, las estructuras paramilitares continúan ejerciendo como fuerza coercitiva y de control de la población para favorecer a los empresarios ocupantes de mala fe.


La ausencia de respuesta a las medidas colectivas solicitada por las comunidades beneficiarias de las medidas provisionales continúan sin recibir respuesta eficaz.

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Conversatorio visibilización sentencia absolutoria caso Mateo Gutiérrez

Memoria audiovisual 2018 Documental Amarillo

Rechazamos asesinato del Director y Productor de cine, Mauricio Lezama.