Ir al contenido principal

COMUNICADO DE PRENSA /Violaciones y otras violencias, Saquen mi cuerpo de la guerra



Violaciones y otras violencias, Saquen mi cuerpo de la guerra

Bogotá, 16 de septiembre. Las organizaciones de la Campaña Violaciones y otras violencias. Saquen mi cuerpo de la guerra apoyamos firmemente a la fiscal del caso de la periodista y amiga Jineth Bedoya al calificarlo como crimen de lesa humanidad. 
Delitos atroces como la tortura, violencia sexual y secuestro, todos ellos presentes en el caso de Jineth, han sido objeto de impunidad en Colombia. Nuestra Campaña ha mostrado que en el periodo de 2001/2009 en las zonas de conflicto armado se cometieron miles de crímenes sexuales considerados por el Estatuto de Roma como de lesa humanidad: 94.565 mujeres fueron violadas, 26.353 fueron objeto de embarazo forzado, 7.754 sufrieron la prostitución forzada, 27.058 fueron víctimas de aborto forzado y 19.422 de esterilización forzada. Más del 80% de las mujeres no denunciaron, entre otras razones, según sus propias palabras, porque no creían ni confiaban en la justicia colombiana. 
La Fiscalía General de la Nación, en cabeza del fiscal general Eduardo Montealegre, tiene en sus manos la oportunidad de tomar una decisión contundente que comience a derribar el muro de impunidad que cubre el crimen silencioso y generalizado de la violencia sexual contra las mujeres en el marco del conflicto armado. 
Exhortamos, por tanto, al Fiscal General para que ratifique la calificación realizada por la fiscal del caso ya que es la mayor y mejor garantía de no repetición. 
Por último queremos manifestar nuestra profunda admiración por el coraje mostrado por Jineth Bedoya y la fiscal Orozco en la búsqueda de verdad y justicia, a pesar de las difíciles condiciones y  obstáculos amenazantes que acompañan este camino de exigibilidad. 
Mayor información: 
Olga Amparo Sánchez: +57+ 3108712177 (cel) 



Comentarios

Entradas más populares de este blog

EL INFATIGABLE CANTO DEL CIRIRÍ / A Doña Fabiola Lalinde

Por Orlando Arroyave Á. Doña Fabiola Lalinde durante la grabación de Amarillo. Fotografía: Diego Delgado  Cristianía es un resguardo indígena entre montañas andinas deforestadas por cultivos pequeños de pan coger. En los días de lluvia, las nubes bajan por las montañas, cubriendo de neblina, agua fría y barro ocre la estrecha carretera que comunica a dos ciudades del suroeste antioqueño, Andes y Jardín, en la selva montañosa del noroccidente de Colombia. Este caserío indígena se encuentra entre estas dos ciudades, en una pequeña explanada, a un lado de una carretera serpenteante y estrecha. Lo conforman casas de madera con techos de zinc, que se extienden en forma irregular sin más lógica que edificar y dar cobijo, evitando el barro resbaloso  que amenaza siempre cualquier firmeza del mundo. Una mujer de pelo blanco, de impermeable y paraguas, trata de percibir las huellas del martirio de su hijo en la mañana, ya que en la noche una tormenta oscureció el caserío. Al ll

Víctimas de crímenes de Estado en contra del negacionismo

Los días 5 y 6 de marzo de 2020, se reunieron en el Centro Distrital de Memoria Paz y Reconciliación de la ciudad de Bogotá familiares de víctimas de crímenes de Estado y organizaciones acompañantes articuladas en el Movimiento Nacional de Víctimas de Crimines de Estado – MOVICE –, con el fin de realizar su asamblea nacional anual en la cual crearon rutas de acción para incidir ante el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y Garantías de No Repetición y otras instancias en la lucha por la memoria, contra la impunidad y el negacionismo de crímenes de Estado. Esta asamblea fue también un homenaje a la vida de Rogelio Martínez Mercado, líder campesino que representaba a cincuenta familias en el proceso de reclamación y recuperación de la propiedad conocida como “La Alemania”, que les fue despojada en el año 2000 y convertida en una base paramilitar bajo el mando de Rodrigo Peluffo Mercado, alias “Cadena”. Por este proceso de reclamación fue asesinado Rogelio Ma

Nueve años después Condenan a la Nación por el asesinato de Jhonny Silva a manos de la Policía

Jhonny Silva Por: radiomacondo El Tribunal Administrativo del Valle condenó a la nación, al ministerio de defensa y a la Policía Nacional por la muerte de Jhonny Silva, el estudiante de la Universidad del Valle asesinado por un escuadrón del ESMAD. La justicia consideró que la muerte de Jhonny Silva fue una ejecución extrajudicial, el fallo ordena indemnizar a la familia con 150 salarios legales mínimos vigentes, lo que fue considerado por la familia como una burla ya que ninguna suma puede reponer la perdida y tampoco puede borrar los años de sufrimientos y la revictimización a la que fueron sometidos ya que tuvieron que acudir a la justicia internacional frente a la lentitud del proceso y la falta de imparcialidad por parte de la fiscalía colombiana. Según el abogado del caso, Jorge Molano los 9 años de impunidad que cumple el crimen, no han sido por falta de pruebas sino por la manera perversa en que ha actuado la Fiscalía. “Cuatro meses después de la muerte d