Ir al contenido principal

Fiscalía desmiente testimonio de supuesto desmovilizado en caso Tame



por: Humanidad Vigente.

A través de la declaración juramentada de dos testigos y dos peritos investigadores, la Fiscalía dejó en evidencia la inconsistencia del testimonio del supuesto desmovilizado de las Farc, Elayner Payares Martínez, llevado a juicio oral por la defensa del militar procesado, con quien pretendían demostrar que los crímenes fueron cometidos por la guerrilla de las Farc.

En la audiencia de juicio oral realizada el martes 3 de julio de 2012, la Fiscalía presentó el testimonio de dos ganaderos de la zona rural de Tame, Arauca, quienes aseguraron que entre agosto de 2010 y febrero de 2011, Elayner Payares trabajó como jornalero en su finca y por tanto no formaba parte de la guerrilla en el momento que ocurrió la violación de las dos niñas de 13 y 14 años y la posterior masacre de una de ellas junto a sus dos hermanitos de 6 y 9 años, en octubre de 2010. (Lea la nota: Desmovilizado de las Farc no fue testigo presencial del asesinato de los hermanitos Torres)

 En su relato, aclararon que los trabajadores viven en la misma finca donde trabajan y que es poco común que se vayan de ahí, " y menos entre semana pues la jornada es de 7am a 12 pm y de 1 pm a 4 pm", aseguró uno de ellos en su testimonio. Así mismo, aseguraron que sólo hasta febrero 22 de 2011, Elayner Payares renunció a su trabajó en la finca, mencionando su interés en vincularse a las Farc.

Igualmente, fueron presentadas como pruebas documentales las hojas de control de pago del jornal mes a mes que llevaba el dueño de la finca y en las que se encuentra la firma de Elayner Payares, confirmando su presencia en la finca en las fechas mencionadas.

"En ese libro yo pongo la fecha, el nombre del trabajador, la plata que le doy y los empleados firman un recibido ahí mismo", especificó uno de los testigos, cuando fue interrogado por la Fiscalía sobre la prueba documental.

Los ganaderos aseguraron que las semanas de 2 al 16 de octubre de 2010, Elayner Payares no salió de la finca, ya que cuando los trabajadores se ausentan de su labor, ellos registran en ese mismo libro de control y en el mes de octubre no hay ninguna anotación sobre Payares.

Posteriormente, intervino el perito del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), Víctor Manuel Paz experto en documentología y grafología forensa, quién aseguró que a Elayner Payares se le practicó una prueba grafológica con la que se pudo determinar que las firmas de los documentos entregados por los dueños de la finca donde trabajaba y las muestras recolectadas al mismo Payares Martínez, el pasado 3 de mayo de 2012, presentan "uniprocedencia manuscrita", es decir que la autoría de los dos escritos proceden de la misma persona.
Con estos testimonios queda en evidencia la falsedad de la declaración realizada por el testigo Payares Martínez que se presentó como prueba excepcional y sustento clave de la teoría del caso de la defensa del militar, sobre al supuesta responsabilidad de la guerrilla de las Farc.

Por su parte, la jueza 27 Penal del Circuito con Funciones de Conocimiento, Martha Artunduaga, programó la continuación del juicio oral los días 5 y 6 de julio de 2012 a partir de las 8 a.m en los juzgados de Paloquemao en Bogotá.


Nota acalaratoria: Humanidad Vigente informa a la opinión pública, autoridades, organizaciones defensoras de derechos humanos, medios de comunicación, sociedad civil y comunidad internacional, que la información oficial de la institución se publica única y exclusivamente en la página web oficial www.humanidadvigente.net








Comentarios

Entradas más populares de este blog

EL INFATIGABLE CANTO DEL CIRIRÍ / A Doña Fabiola Lalinde

Por Orlando Arroyave Á. Doña Fabiola Lalinde durante la grabación de Amarillo. Fotografía: Diego Delgado  Cristianía es un resguardo indígena entre montañas andinas deforestadas por cultivos pequeños de pan coger. En los días de lluvia, las nubes bajan por las montañas, cubriendo de neblina, agua fría y barro ocre la estrecha carretera que comunica a dos ciudades del suroeste antioqueño, Andes y Jardín, en la selva montañosa del noroccidente de Colombia. Este caserío indígena se encuentra entre estas dos ciudades, en una pequeña explanada, a un lado de una carretera serpenteante y estrecha. Lo conforman casas de madera con techos de zinc, que se extienden en forma irregular sin más lógica que edificar y dar cobijo, evitando el barro resbaloso  que amenaza siempre cualquier firmeza del mundo. Una mujer de pelo blanco, de impermeable y paraguas, trata de percibir las huellas del martirio de su hijo en la mañana, ya que en la noche una tormenta oscureció el caserío. Al ll

Víctimas de crímenes de Estado en contra del negacionismo

Los días 5 y 6 de marzo de 2020, se reunieron en el Centro Distrital de Memoria Paz y Reconciliación de la ciudad de Bogotá familiares de víctimas de crímenes de Estado y organizaciones acompañantes articuladas en el Movimiento Nacional de Víctimas de Crimines de Estado – MOVICE –, con el fin de realizar su asamblea nacional anual en la cual crearon rutas de acción para incidir ante el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y Garantías de No Repetición y otras instancias en la lucha por la memoria, contra la impunidad y el negacionismo de crímenes de Estado. Esta asamblea fue también un homenaje a la vida de Rogelio Martínez Mercado, líder campesino que representaba a cincuenta familias en el proceso de reclamación y recuperación de la propiedad conocida como “La Alemania”, que les fue despojada en el año 2000 y convertida en una base paramilitar bajo el mando de Rodrigo Peluffo Mercado, alias “Cadena”. Por este proceso de reclamación fue asesinado Rogelio Ma

Nueve años después Condenan a la Nación por el asesinato de Jhonny Silva a manos de la Policía

Jhonny Silva Por: radiomacondo El Tribunal Administrativo del Valle condenó a la nación, al ministerio de defensa y a la Policía Nacional por la muerte de Jhonny Silva, el estudiante de la Universidad del Valle asesinado por un escuadrón del ESMAD. La justicia consideró que la muerte de Jhonny Silva fue una ejecución extrajudicial, el fallo ordena indemnizar a la familia con 150 salarios legales mínimos vigentes, lo que fue considerado por la familia como una burla ya que ninguna suma puede reponer la perdida y tampoco puede borrar los años de sufrimientos y la revictimización a la que fueron sometidos ya que tuvieron que acudir a la justicia internacional frente a la lentitud del proceso y la falta de imparcialidad por parte de la fiscalía colombiana. Según el abogado del caso, Jorge Molano los 9 años de impunidad que cumple el crimen, no han sido por falta de pruebas sino por la manera perversa en que ha actuado la Fiscalía. “Cuatro meses después de la muerte d