Ir al contenido principal

El silencio de nuestros muertos grita libertad.

 Mil colegas quedan tiraos por el camino
¿Y cuántos mas van a quedar?, ¿cuánto viviremos?
¿Cuánto tiempo moriremos?
 En esta absurda derrota sin final…
La polla records.

Nicolás Neira fue un joven anarquista asesinado brutalmente por el escuadrón móvil antidisturbios ESMAD de la policía nacional. En la manifestación del primero de mayo del año 2005 en la cuidad de Bogotá, este joven fue golpeado brutalmente en la cabeza, los golpes le ocasionaron lesiones severas causándole la muerte 5 días después. Nico es una de tantas víctimas de la violencia estatal, que desde la conformación de este cuerpo represivo (ESMAD) en el 2002, ha cobrado la vida de más de 50 personas y un sin número de atropellos y maltratos físicos a personas y comunidades que se han manifestado ante leyes injustas (aunque no vemos ninguna ley justa) o simplemente han protestado por alguna inconformidad frente a actos que atentan contra la vida, el territorio, la dignidad o la integridad colectiva. 





El centro social y cultural libertario desde la Campaña contra la criminalización de la protesta y la lucha popular ha venido visibilizando casos de violencia estatal y generado acción, movilización y denuncia frente esta realidad que no podemos dejar pasar, ni tolerar.  El pasado 13 de mayo realizamos una dominga, con un mural a la memoria de Nicolás Neira, fallecido el 6 de mayo de 2005 por un trauma cráneo encefálico causado por los golpes del ESMAD.

 
Por ningún motivo debemos guardar silencio, ni quedarnos inmóviles. Si protestamos es porque luchamos por un cambio social, si salimos a la calle es porque queremos irrumpir la cotidianidad, tocar la sensibilidad y las conciencias de una sociedad alienada que lucha individualmente por subsistir. El ESMAD y la policía existen para materializar una estrategia de represión contra la población, contra la gente, en un sistema capitalista en favor de las empresas y la propiedad privada. Hay que denunciar, recordar, recuperar los sueños, construir, no permitir que otros gobiernen nuestras vidas para su beneficio. La acción directa es nuestro as sobre la manga, en este juego donde nos jugamos la vida. Todxs aquellxs que han caído bajo la mano del poder, no morirán, vivirán  en cada unx de nosotrxs, en cada acto, en cada recuerdo, en cada paso. 


Ni perdón ni olvido, porque para luchar hay que recordar, Nico Vive! Al igual que Oscar Salas, Simón Torres, Jhony Silva, Diego Becerra y muchos otros más que han caído ante la brutalidad del Estado en manos de la policía nacional y su escuadrón de la muerte.
Porque la memoria es nuestra arma, porque la solidaridad es más que palabras escritas ahora cuando el silencio de nuestros muertos grita libertad. 

CENTRO SOCIAL Y CULTURAL LIBERTARIO (CAMPAÑA CONTRA LA CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA Y  LA LUCHA POPULAR). 


Cabe anotar que sin haber pasado 24 horas de la elaboración del mural, este fue intervenido y saboteado con pintura chorriada de modo que no se leyera lo que allí se denuncia. Sabemos y queda claro que cuando el pueblo habla y se manifiesta, ellos solo quieren acallar, mantener impunes sus atropellos y asesinatos. Esto es una muestra de cómo es criminalizada la protesta y la lucha popular, se hace más que evidente como les duele cuando la verdad es dicha y como le temen a que la gente vea lo que realmente son. Y también que quede claro que no claudicaremos, contra la
brutalidad policial ni un paso atrás, ¡contra ellos memoria, arte y acción! porque para luchar hay que recordar…






Para ver el vídeo


Para ver más fotos













Comentarios

Entradas más populares de este blog

EL INFATIGABLE CANTO DEL CIRIRÍ / A Doña Fabiola Lalinde

Por Orlando Arroyave Á. Doña Fabiola Lalinde durante la grabación de Amarillo. Fotografía: Diego Delgado  Cristianía es un resguardo indígena entre montañas andinas deforestadas por cultivos pequeños de pan coger. En los días de lluvia, las nubes bajan por las montañas, cubriendo de neblina, agua fría y barro ocre la estrecha carretera que comunica a dos ciudades del suroeste antioqueño, Andes y Jardín, en la selva montañosa del noroccidente de Colombia. Este caserío indígena se encuentra entre estas dos ciudades, en una pequeña explanada, a un lado de una carretera serpenteante y estrecha. Lo conforman casas de madera con techos de zinc, que se extienden en forma irregular sin más lógica que edificar y dar cobijo, evitando el barro resbaloso  que amenaza siempre cualquier firmeza del mundo. Una mujer de pelo blanco, de impermeable y paraguas, trata de percibir las huellas del martirio de su hijo en la mañana, ya que en la noche una tormenta oscureció el caserío. Al ll

Autodefensas Gaitanistas de Colombia asesinan a mujer embarazada en Peque Antioquia y se agrava el desplazamiento forzado en la región

  Foto: Twitter Proceso Social de Garantías  En el municipio de Peque – Antioquia - desde hace varios días se han venido presentando enfrentamientos entre disidencias de las FARC y las denominadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia -AGC – en sus zonas rurales, esta situación ha generado miedo y zozobra entre las comunidades campesinas. El pasado domingo 21 de febrero de 2021 luego de los enfrentamientos un civil fue herido quien fue atendida y se le presto la debida atención. El día 25 de febrero de 2021, se presentaron nuevamente enfrentamientos en zona rural entre las veredas Renegado Valle y Nueva Granada, de acuerdo con los habitantes de la región las Autodefensas Gaitanistas de Colombia habrían asesinado a una mujer la cual se encontraba en estado de embarazo, esta situación ha generado confinamiento en algunas veredas al igual que desplazamientos forzados. Organizaciones de derechos humanos como el Proceso Social de Garantidas de Antioquia, hace un llamado al gobierno naciona

Nueve años después Condenan a la Nación por el asesinato de Jhonny Silva a manos de la Policía

Jhonny Silva Por: radiomacondo El Tribunal Administrativo del Valle condenó a la nación, al ministerio de defensa y a la Policía Nacional por la muerte de Jhonny Silva, el estudiante de la Universidad del Valle asesinado por un escuadrón del ESMAD. La justicia consideró que la muerte de Jhonny Silva fue una ejecución extrajudicial, el fallo ordena indemnizar a la familia con 150 salarios legales mínimos vigentes, lo que fue considerado por la familia como una burla ya que ninguna suma puede reponer la perdida y tampoco puede borrar los años de sufrimientos y la revictimización a la que fueron sometidos ya que tuvieron que acudir a la justicia internacional frente a la lentitud del proceso y la falta de imparcialidad por parte de la fiscalía colombiana. Según el abogado del caso, Jorge Molano los 9 años de impunidad que cumple el crimen, no han sido por falta de pruebas sino por la manera perversa en que ha actuado la Fiscalía. “Cuatro meses después de la muerte d