Ir al contenido principal

Coronel ordenaba embriagar a víctimas de falsos positivos

Luis Fernando Borja fue comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta de Sucre. En la foto, durante una audiencia en Paloquemao. Mauricio Moreno / EL TIEMPO


La medalla Antonio Nariño, que el Ejército concede "a las virtudes militares y los actos de valor", estuvo a punto de llegar al pecho del mayor Orlando Céspedes Escalona, que a partir de esta semana irá a juicio por decenas de muertes fuera de combate en Sucre y Córdoba.

Finalmente no se la dieron, a pesar de que su jefe directo, el coronel Luis Fernando Borja Aristizábal, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta de Sucre hasta el 2008, la pidió por sus resultados operacionales.

"Todos eran ’falsos positivos’ ", confesó el coronel Borja, el oficial de más alto rango que ha confesado su participación en esos crímenes y que ahora será testigo contra el mayor Céspedes.

Borja suma más de 100 años en condenas por asesinatos de humildes muchachos que después fueron presentados como bajas en enfrentamientos.

El expediente de Borja contiene hasta ahora la más clara reconstrucción de cómo se fraguaron los homicidios que por esa época se replicaron en otras unidades y cuyo descubrimiento provocó, en el 2008, la mayor purga militar.

"Eso era un negocio para ellos (suboficiales y soldados), y yo, como comandante, me usufructuaba (sic) no económicamente, sino con felicitaciones", admitió el coronel, que hoy está detenido en un batallón en Bogotá, y que le dijo a la Fiscalía que cuando llegó a la Fuerza de Tarea, en 2007, el macabro plan ya estaba funcionando.

"Yo pedía resultados, y el Comando Superior me pedía resultados", aseguró Borja, quien, sin embargo, señaló que nunca recibió órdenes superiores para que moviera la máquina de muerte que desde el 2006 y hasta finales del 2008 habría dejado al menos un centenar de víctimas.

Lo que sorprende es que Borja, casi todos los días, mientras fue comandante en Sucre, ’salía’ a la radio a recordarles a las tropas que respetar el Derecho Internacional Humanitario no era opcional.

Pero no solo sus confesiones lo hunden. El cabo Luis Alejandro Toledo Sánchez, que ya aceptó cargos, contó cómo se coordinaban las falsas operaciones: "Yo recibía la orden de mi coronel Borja de conseguir ’pelaos’ para mostrarlos como ’falsos positivos’ (...) Si una escuadra o patrulla iba a dar una baja, yo me entendía con el comandante y ahí se cuadraba cuánto valía ’el paquete’, la víctima, y el armamento que se requería".

El modus operandi fue el mismo que se usó con los muchachos ’reclutados’ en Soacha (Cundinamarca) y que terminaron, para la misma época, reportados como muertos en combate en el Catatumbo: los emborrachaban y luego eran llevados al sitio de los falsos combates.

Y si algún reclutador se volvía demasiado evidente, contó otro miembro de la red, no había miramientos para pasarlo a la lista de víctimas.

"El soldado voluntario Gamboa Padilla era el encargado de matar a los reclutadores que estaban ’pintados’ ", dijo uno de los condenados en el proceso.

La Fiscalía investiga al menos tres casos en los que reclutadores de jóvenes -ellos no recibían más de 100 mil pesos por cada víctima- también terminaron asesinados.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

EL INFATIGABLE CANTO DEL CIRIRÍ / A Doña Fabiola Lalinde

Por Orlando Arroyave Á. Doña Fabiola Lalinde durante la grabación de Amarillo. Fotografía: Diego Delgado  Cristianía es un resguardo indígena entre montañas andinas deforestadas por cultivos pequeños de pan coger. En los días de lluvia, las nubes bajan por las montañas, cubriendo de neblina, agua fría y barro ocre la estrecha carretera que comunica a dos ciudades del suroeste antioqueño, Andes y Jardín, en la selva montañosa del noroccidente de Colombia. Este caserío indígena se encuentra entre estas dos ciudades, en una pequeña explanada, a un lado de una carretera serpenteante y estrecha. Lo conforman casas de madera con techos de zinc, que se extienden en forma irregular sin más lógica que edificar y dar cobijo, evitando el barro resbaloso  que amenaza siempre cualquier firmeza del mundo. Una mujer de pelo blanco, de impermeable y paraguas, trata de percibir las huellas del martirio de su hijo en la mañana, ya que en la noche una tormenta oscureció el caserío. Al ll

Nueve años después Condenan a la Nación por el asesinato de Jhonny Silva a manos de la Policía

Jhonny Silva Por: radiomacondo El Tribunal Administrativo del Valle condenó a la nación, al ministerio de defensa y a la Policía Nacional por la muerte de Jhonny Silva, el estudiante de la Universidad del Valle asesinado por un escuadrón del ESMAD. La justicia consideró que la muerte de Jhonny Silva fue una ejecución extrajudicial, el fallo ordena indemnizar a la familia con 150 salarios legales mínimos vigentes, lo que fue considerado por la familia como una burla ya que ninguna suma puede reponer la perdida y tampoco puede borrar los años de sufrimientos y la revictimización a la que fueron sometidos ya que tuvieron que acudir a la justicia internacional frente a la lentitud del proceso y la falta de imparcialidad por parte de la fiscalía colombiana. Según el abogado del caso, Jorge Molano los 9 años de impunidad que cumple el crimen, no han sido por falta de pruebas sino por la manera perversa en que ha actuado la Fiscalía. “Cuatro meses después de la muerte d

Autodefensas Gaitanistas de Colombia asesinan a mujer embarazada en Peque Antioquia y se agrava el desplazamiento forzado en la región

  Foto: Twitter Proceso Social de Garantías  En el municipio de Peque – Antioquia - desde hace varios días se han venido presentando enfrentamientos entre disidencias de las FARC y las denominadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia -AGC – en sus zonas rurales, esta situación ha generado miedo y zozobra entre las comunidades campesinas. El pasado domingo 21 de febrero de 2021 luego de los enfrentamientos un civil fue herido quien fue atendida y se le presto la debida atención. El día 25 de febrero de 2021, se presentaron nuevamente enfrentamientos en zona rural entre las veredas Renegado Valle y Nueva Granada, de acuerdo con los habitantes de la región las Autodefensas Gaitanistas de Colombia habrían asesinado a una mujer la cual se encontraba en estado de embarazo, esta situación ha generado confinamiento en algunas veredas al igual que desplazamientos forzados. Organizaciones de derechos humanos como el Proceso Social de Garantidas de Antioquia, hace un llamado al gobierno naciona