Ir al contenido principal

Testimonios de militares hunden a teniente que violó niñas en Arauca

Testimonios de militares hunden a teniente que violó niñas en Arauca

Los testimonios de los compañeros y subalternos del uniformado serán usados por la Fiscalía.

Los testimonios de sus propios compañeros y subalternos en la Brigada Móvil 5, de Arauca, serán usados por la Fiscalía contra el teniente Raúl Muñoz para demostrar sus misteriosas ausencias en los días y horas en los que fueron agredidas sexualmente dos menores, una de las cuales fue asesinada con sus dos hermanitos hace poco más de un año.

El cabo tercero Luis Octavio Cachala dijo en el juicio en contra de Muñoz, en el complejo de Paloquemao en Bogotá, que el 2 de octubre del año pasado, día en el que fue violada la primera víctima, el uniformado se ausentó del campamento con el argumento de que "iba a hacer un registro".

"Salió entre 7 y 8 de la mañana con un radio y lo volví a ver a las 3:30 (p.m.)", relató el suboficial, tras aclarar que en dos ocasiones intentó comunicarse con Muñoz, pero este no contestó. "Cuando salió, tenía el pelo normal, y cuando lo volví a ver se había peluqueado y pidió permiso para bañarse", dijo el cabo.

Esa versión fue ratificada por el cabo Luis Carlos Urdieles, subalterno de Muñoz. "Ese día él me pidió el radio, porque iba a mirar unas cosas y se fue no sé para dónde. Cuando lo volví a ver se estaba peluqueando", dijo el testigo. Agregó que Muñoz tenía unos binóculos.

La Fiscalía tiene en su poder testimonios de los hermanos de la primera víctima, que relatan que el agresor estaba uniformado y tenía un radio y unos binoculares.

De acuerdo con el segundo testigo militar, prosiguieron con las operaciones y se desplazaron a la zona de Caño Temblador, sitio de la segunda violación y de los crímenes. "Allá llegamos el 9 de octubre para abastecernos y pasamos cerca de una casa".

El cabo Carlos Mario Narváez, integrante de la compañía Antorcha Dos, recibió la denuncia de la mamá de la primera menor violada e informó a sus superiores. "Ella me dijo que la niña fue violada a un kilómetro y medio de la posición en la que se encontraba la unidad", admitió. Sostuvo que frente a la denuncia, la instrucción fue "tener cuidado de que el caso no fuera una trampa de la guerrilla".

El 14 de octubre, cuando ocurrió el nuevo crimen (la violación y el asesinato de Yenny Torres, de 14 años; y la muerte de sus dos hermanitos, Jimmy, de 9; y Jefferson, de 6), Muñoz se volvió a ausentar del campamento entre las 12 y las 2 de la tarde, horas en las que, según los peritos de la Fiscalía, se cometió el crimen. "El teniente Muñoz no estaba en el campamento..., yo lo busqué por todas partes y no lo encontré. Después, un centinela me dijo que
había salido", dijo el cabo Cachala.

El cabo Urdieles relató que ese día le llamaron la atención a Muñoz por ausentarse sin permiso. "Cuando volvió estaba mojado, sudado y sucio. Yo le pregunté dónde estaba y me dijo que por ahí cerquita". Agregó que no es normal que en zona roja, como en la que se encontraban, un uniformado saliera solo.

'Sabía que estaban solos'

"Mínimo salíamos de a seis hombres armados y con radios", dijo el cabo. El cabo Narváez señaló que en uno de los registros de la zona, poco antes del brutal crimen, la tropa pasó por la casa de los tres niños asesinados. "En ese sitio estuvimos cinco minutos y ellos nos dijeron que estaban solos porque el papá estaba trabajando y la mamá los había abandonado. Esa novedad se le informó al teniente Muñoz", dijo el testigo.

La defensa del militar cuestionó que la dificultad del terreno no habría permitido al uniformado desplazarse en un corto tiempo al sitio en el que se encontraban los menores. El cabo Cachala respondió que para un civil sería difícil el desplazamiento, pero para un militar no.

Enfatizó que los militares tienen prohibido tener novia en las zonas de operación. Según Muñoz, tuvo relaciones consentidas con las víctimas y jamás las atacó. Los uniformados ratificaron que en ambos casos Muñoz fue quien atendió a los familiares de las víctimas, cuando llegaron a presentar las denuncias.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

EL INFATIGABLE CANTO DEL CIRIRÍ / A Doña Fabiola Lalinde

Por Orlando Arroyave Á. Doña Fabiola Lalinde durante la grabación de Amarillo. Fotografía: Diego Delgado  Cristianía es un resguardo indígena entre montañas andinas deforestadas por cultivos pequeños de pan coger. En los días de lluvia, las nubes bajan por las montañas, cubriendo de neblina, agua fría y barro ocre la estrecha carretera que comunica a dos ciudades del suroeste antioqueño, Andes y Jardín, en la selva montañosa del noroccidente de Colombia. Este caserío indígena se encuentra entre estas dos ciudades, en una pequeña explanada, a un lado de una carretera serpenteante y estrecha. Lo conforman casas de madera con techos de zinc, que se extienden en forma irregular sin más lógica que edificar y dar cobijo, evitando el barro resbaloso  que amenaza siempre cualquier firmeza del mundo. Una mujer de pelo blanco, de impermeable y paraguas, trata de percibir las huellas del martirio de su hijo en la mañana, ya que en la noche una tormenta oscureció el caserío. Al ll

Autodefensas Gaitanistas de Colombia asesinan a mujer embarazada en Peque Antioquia y se agrava el desplazamiento forzado en la región

  Foto: Twitter Proceso Social de Garantías  En el municipio de Peque – Antioquia - desde hace varios días se han venido presentando enfrentamientos entre disidencias de las FARC y las denominadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia -AGC – en sus zonas rurales, esta situación ha generado miedo y zozobra entre las comunidades campesinas. El pasado domingo 21 de febrero de 2021 luego de los enfrentamientos un civil fue herido quien fue atendida y se le presto la debida atención. El día 25 de febrero de 2021, se presentaron nuevamente enfrentamientos en zona rural entre las veredas Renegado Valle y Nueva Granada, de acuerdo con los habitantes de la región las Autodefensas Gaitanistas de Colombia habrían asesinado a una mujer la cual se encontraba en estado de embarazo, esta situación ha generado confinamiento en algunas veredas al igual que desplazamientos forzados. Organizaciones de derechos humanos como el Proceso Social de Garantidas de Antioquia, hace un llamado al gobierno naciona

Nueve años después Condenan a la Nación por el asesinato de Jhonny Silva a manos de la Policía

Jhonny Silva Por: radiomacondo El Tribunal Administrativo del Valle condenó a la nación, al ministerio de defensa y a la Policía Nacional por la muerte de Jhonny Silva, el estudiante de la Universidad del Valle asesinado por un escuadrón del ESMAD. La justicia consideró que la muerte de Jhonny Silva fue una ejecución extrajudicial, el fallo ordena indemnizar a la familia con 150 salarios legales mínimos vigentes, lo que fue considerado por la familia como una burla ya que ninguna suma puede reponer la perdida y tampoco puede borrar los años de sufrimientos y la revictimización a la que fueron sometidos ya que tuvieron que acudir a la justicia internacional frente a la lentitud del proceso y la falta de imparcialidad por parte de la fiscalía colombiana. Según el abogado del caso, Jorge Molano los 9 años de impunidad que cumple el crimen, no han sido por falta de pruebas sino por la manera perversa en que ha actuado la Fiscalía. “Cuatro meses después de la muerte d