Ir al contenido principal


Entrevista a María Elena Toro en el Día Internacional Del Detenido Desaparecido.

Para mí la desaparición forzada no tiene explicación  es lo más horrible que le pueda ocurrir a alguien, por ejemplo a mí que me quitaron  mi hijo, es quitarle parte de la vida a uno. En Colombia el fenómeno de la desaparición forzada, ya se ha vuelto como el pan de cada día, es una herramienta de terror que utiliza el estado para borrar evidencias o testigos de algo que ha ocurrido y que los mismos agentes del estado han hecho. La experiencia mía empezó en el año 1996 que desaparecieron a mi hermana Mercedes con su compañero Juan Carlos Ortiz, en septiembre del mismo 96, llamaron a la hija de ellos Claudia y se quedaron también con ella, bajando por la loma de los Balsos en el Poblado, mercedes desapareció viniendo de frontino hacia Medellín porque ella tenía negocios por allá, era una ladrillera y el 22 de febrero de 1997 que fue mi hijo a frontino a pagar los servicios públicos y a dejarnos una moto, a él lo desapareció fue el Ejército Nacional. Desde ese momento yo empecé a buscar la verdad pues justicia no vamos a tener y la reparación para nosotros como víctimas es otra victimización. Me uní en el año 1999  al grupo madres de la candelaria, hago parte de la ruta pacifica de las mujeres, estoy en un proyecto en mujeres que crean, hago parte también del MOVICE y hago presencia en espacios donde las víctimas buscamos la verdad.  En este momento lo que estamos haciendo es un llamado de atención al Estado, para que exista justicia y parte de reparación a las víctimas y a la población civil para que no seamos indiferentes, que nuestros seres desaparecidos son seres humanos, no son un zapato viejo que se nos perdió, que el hecho que los  desaparecieron  no significa que nos olvidemos de ellos.



 Entrevista a María Eugenia López.

Para mí la desaparición forzada es un crimen de Estado,  por que el detiene a las personas con su grupo de Ejército o  policía, detienen las personas y desaparecen totalmente el cuerpo no dejan rastro de ninguna índole eso es un crimen de Estado. En Colombia  la práctica de la desaparición forzada ha ido como por décadas, de 1980 empezaron a verse las desapariciones por motivos políticos, por ejemplo cuando empezaron a exterminar los activistas de la Unión Patriótica, el Partido Comunista y de cierta época para acá la desaparición forzada  ha sido otro tipo de práctica pues desaparecen las personas  y luego los hacen pasar por guerrilleros dados de baja en combate lo que conocemos como los falsos positivos. Por ejemplo yo tengo tres casos de desaparición forzada son de carácter político, mi compañero Gustavo Vargas Calderón él era militante de la Unión Patriótica y del Partico Comunista Colombiano,  fue desaparecido el 20 de Enero de 1991 en  San Pablo Bolívar, Eliecer y Olga fueron detenidos el 28 de Marzo de 1990 en Yarumal Antioquia, para esa época operaba el grupo paramilitar de los 12 apóstoles en esa zona hacían dizque el trabajo de limpieza social, y en esa época fueron ellos detenidos y desaparecidos en Yarumal . El estado necesita desaparecer a la gente pues es un trabajo de la guerra, fuera de eso está el tema de la impunidad pues aunque uno sea una persona muy constante en el ejercicio de la memoria,  el Estado y los órganos de control son muy hábiles para que la impunidad perdure,  a ellos no les conviene que acá en este país exista la justicia ni que se condene al Estado y sus funcionarios por las desapariciones forzadas.
Yo hago entonces un llamado primero que todo a la unidad frente al trabajo de la desaparición forzada,  y yo creo que debemos ser ante todo muy constantes, no bajar la guardia en las denuncias en todo, porque si nosotros dejamos de denunciar el Estado  se va a encargar de que exista más impunidad.





Comentarios

Entradas más populares de este blog

EL INFATIGABLE CANTO DEL CIRIRÍ / A Doña Fabiola Lalinde

Por Orlando Arroyave Á. Doña Fabiola Lalinde durante la grabación de Amarillo. Fotografía: Diego Delgado  Cristianía es un resguardo indígena entre montañas andinas deforestadas por cultivos pequeños de pan coger. En los días de lluvia, las nubes bajan por las montañas, cubriendo de neblina, agua fría y barro ocre la estrecha carretera que comunica a dos ciudades del suroeste antioqueño, Andes y Jardín, en la selva montañosa del noroccidente de Colombia. Este caserío indígena se encuentra entre estas dos ciudades, en una pequeña explanada, a un lado de una carretera serpenteante y estrecha. Lo conforman casas de madera con techos de zinc, que se extienden en forma irregular sin más lógica que edificar y dar cobijo, evitando el barro resbaloso  que amenaza siempre cualquier firmeza del mundo. Una mujer de pelo blanco, de impermeable y paraguas, trata de percibir las huellas del martirio de su hijo en la mañana, ya que en la noche una tormenta oscureció el caserío. Al ll

Autodefensas Gaitanistas de Colombia asesinan a mujer embarazada en Peque Antioquia y se agrava el desplazamiento forzado en la región

  Foto: Twitter Proceso Social de Garantías  En el municipio de Peque – Antioquia - desde hace varios días se han venido presentando enfrentamientos entre disidencias de las FARC y las denominadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia -AGC – en sus zonas rurales, esta situación ha generado miedo y zozobra entre las comunidades campesinas. El pasado domingo 21 de febrero de 2021 luego de los enfrentamientos un civil fue herido quien fue atendida y se le presto la debida atención. El día 25 de febrero de 2021, se presentaron nuevamente enfrentamientos en zona rural entre las veredas Renegado Valle y Nueva Granada, de acuerdo con los habitantes de la región las Autodefensas Gaitanistas de Colombia habrían asesinado a una mujer la cual se encontraba en estado de embarazo, esta situación ha generado confinamiento en algunas veredas al igual que desplazamientos forzados. Organizaciones de derechos humanos como el Proceso Social de Garantidas de Antioquia, hace un llamado al gobierno naciona

Nueve años después Condenan a la Nación por el asesinato de Jhonny Silva a manos de la Policía

Jhonny Silva Por: radiomacondo El Tribunal Administrativo del Valle condenó a la nación, al ministerio de defensa y a la Policía Nacional por la muerte de Jhonny Silva, el estudiante de la Universidad del Valle asesinado por un escuadrón del ESMAD. La justicia consideró que la muerte de Jhonny Silva fue una ejecución extrajudicial, el fallo ordena indemnizar a la familia con 150 salarios legales mínimos vigentes, lo que fue considerado por la familia como una burla ya que ninguna suma puede reponer la perdida y tampoco puede borrar los años de sufrimientos y la revictimización a la que fueron sometidos ya que tuvieron que acudir a la justicia internacional frente a la lentitud del proceso y la falta de imparcialidad por parte de la fiscalía colombiana. Según el abogado del caso, Jorge Molano los 9 años de impunidad que cumple el crimen, no han sido por falta de pruebas sino por la manera perversa en que ha actuado la Fiscalía. “Cuatro meses después de la muerte d