Congreso de los Pueblos. 8 - 12 de octubre de 2010


 

El Congreso de los Pueblos. Legislar por la unidad y la soberanía nacional 

El pasado lunes 19 de julio, en el marco de la conmemoración de la primera independencia, se instaló en el centro histórico de Bogotá el Congreso de los Pueblos: un proceso orientado a escuchar y reconocer la voz de los de abajo e ir emitiendo leyes que respondan a su clamor de vida.


Mandato por un país para todos y todas. Carta de quienes somos más para el sueño de una Colombia sin exclusión

Afirmamos, interrogamos, desde las bancas de los parques, donde descansamos nuestros pasos al parecer sin fin en busca de empleo. También, desde la esquina de cualquier zona comercial, donde vendemos unos pocos cacharros, y con escasas monedas intentamos cubrir el pan para nuestras familias. O, escribimos con estas manos que en la ciudad y el campo laboran en diferentes trabajos y ocupaciones sin el pago necesario para una vida digna. Del mismo modo, frente al enriquecimiento y el delito de ‘cuello blanco’, nuestras voces y letras atraviesan los barrotes de las cárceles donde miles de connacionales están en hacinamiento o aislamiento –por lentitud de la justicia, culpables o no, con justa pena o no.


19 de julio de 2010. De la Independencia a la Emancipación

Invitamos a todas las personas, en procura de una sociedad soberana, en justicia y paz,  a darle cuerpo e instalar diversas formas organizativas, así como a formar parte de esta jornada que rememora luchas y retoma proyectos de país, con base en la búsqueda de “la mayor suma de felicidad posible para el pueblo” o la concreción del “buen vivir” como mandato supremo de los pueblos de Nuestra América.
 


Lecciones 2010. Retos para 2014

Invitamos a todas las personas, en procura de una sociedad soberana, en justicia y paz,  a darle cuerpo e instalar diversas formas organizativas, así como a formar parte de esta jornada que rememora luchas y retoma proyectos de país, con base en la búsqueda de “la mayor suma de felicidad posible para el pueblo” o la concreción del “buen vivir” como mandato supremo de los pueblos de Nuestra América.
 


20 de Julio de 2010. Instálemos el Congreso de los Pueblos

Esta instancia, debe ganar una capacidad de acatamiento y dirección que indique con avances de unidad o unanimidad el punto a llegar: poder autónomo de la comunidad y la gente, doble poder, democracia profunda. Como también: la manera de politizar y proceder en las acciones y  luchas cotidianas; y en las articulaciones (el método); el sentido del tiempo o de la oportunidad para orientar cada movilización y cada lucha. De convocatoria y legitimidad para concentrar a fondo las fuerzas populares y de la comunidad colombiana en el exterior, en cada momento dado de la lucha política.


Congreso de los Pueblos. Referente y liderazgo necesarios

Son todas iniciativas necesarias pero insuficientes, más aún cuando entre ellas no se ha intentado –o tal vez no se haya podido– tender un puente de acción mancomunado que permita ahorrar fuerzas y esfuerzos, obteniendo más pronto y mejores resultados para el movimiento social en su acción contra el actual estado de cosas.


Hacia un poder real Congreso de los Pueblos


Esa es una decisión que por lógica parte de reconocer que en el Congreso oficial no se legisla en favor de las mayorías. Una institución que, como lo refrenda la historia nacional, desde los tiempos pretéritos de la Independencia niega el poder real de las mayorías pero que además acepta la existencia real de un presidencialismo que lo hace innecesario, y de una dominación imperial que usurpa la soberanía.

 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Conversatorio visibilización sentencia absolutoria caso Mateo Gutiérrez

Memoria audiovisual 2018 Documental Amarillo

Rechazamos asesinato del Director y Productor de cine, Mauricio Lezama.